AFP. 7 agosto
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pronuncia un discurso durante una actividad para conmemorar el Bicentenario de la Batalla de Boyacá, en el Panteón Nacional, en Caracas, el 7 de agosto del 2019. Foto: AFP
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pronuncia un discurso durante una actividad para conmemorar el Bicentenario de la Batalla de Boyacá, en el Panteón Nacional, en Caracas, el 7 de agosto del 2019. Foto: AFP

Caracas. El presidente venezolano Nicolás Maduro canceló este miércoles el viaje a Barbados de su delegación en la mesa de diálogo con la oposición, en respuesta al bloqueo que esta semana impuso Estados Unidos al país petrolero, y anunció una “revisión” al mecanismo de negociación.

"A pesar de que la delegación de la oposición designada por el diputado Juan Guaidó se encuentra ya en Barbados para la ronda de conversaciones previstas para esta semana, el presidente Nicolás Maduro Moros ha decidido no enviar a la delegación venezolana en esta oportunidad", indicó un comunicado oficial.

Las conversaciones, en las que media Noruega, estaban previstas para jueves y viernes.

El mandatario tomó la decisión “en razón de la grave y brutal agresión perpetrada de manera continuada y artera por parte de la administración (del presidente Donald) Trump contra Venezuela, que incluye el bloqueo ilegal de nuestras actividades económicas, comerciales y financieras”.

Trump ordenó el lunes el bloqueo de todos los activos de Venezuela en Estados Unidos, además de sanciones contra cualquier empresa que haga transacciones comerciales con el gobierno socialista al que tacha de "ilegítimo".

Washington encabeza la presión internacional para propiciar la salida de Maduro y en apoyo al opositor Guaidó, jefe del Parlamento y al que reconoce, junto con medio centenar de países, como presidente encargado.

"Hemos notado con profunda indignación que el jefe de la delegación de la oposición, Juan Guaidó, celebra, promueve y apoya estas acciones lesivas de las soberanía de nuestro país, y de los derechos humanos más elementales de sus habitantes", indicó el texto.

La semana pasada, después de dos días de negociaciones, las partes acordaron buscar una "solución acordada y constitucional" a la peor crisis de la historia reciente de Venezuela.

La oposición exige en el diálogo nuevas elecciones, pero Maduro lo descarta y plantea un acuerdo de “convivencia democrática” y el levantamiento de sanciones.