AFP. 17 mayo
El presidente francés, Emmanuel Macron (izq.), recibe al primer ministro canadiense Justin Trudeau a su llegada al Palacio del Elíseo en París, el 16 de mayo del 2019. Foto: AFP
El presidente francés, Emmanuel Macron (izq.), recibe al primer ministro canadiense Justin Trudeau a su llegada al Palacio del Elíseo en París, el 16 de mayo del 2019. Foto: AFP

París. “La reconciliación política no implica amnistía”, estimó este viernes el presidente de Francia, Emmanuel Macron, tras el arresto la víspera en los Alpes franceses del ex jefe político de ETA Josu Ternera.

“No me corresponde a mí decidir sobre ninguna amnistía en lugar de los españoles”, añadió Macron, respondiendo a una pregunta de un periodista sobre la detención el jueves de José Antonio Urruticoetxea Bengoetxea, alias Josu Ternera, en el sureste de Francia tras más de 16 años prófugo de la Justicia española.

Ternera, líder entre finales de 1970 y finales de 1980 de ETA, fue responsable de la época más mortífera de la organización, pero fue también el promotor de negociaciones de paz con Madrid.

Fue también él quien puso voz a la "declaración final" con la que en mayo de 2018 se disolvió la banda que protagonizó mas de 40 años de violencia por la independencia del País Vasco y Navarra.

"Sé como ustedes que esta persona leyó el texto. No obstante, cometió crímenes graves y se pronunció una condena en su contra", apuntó Macron. Y "no le corresponde" a Francia "volver a juzgar esos crímenes", agregó.

Tras su detención en la localidad francesa de Sallanches, en los Alpes franceses, Ternera, de 68 años, fue trasladado el viernes a la Fiscalía de París, donde se le notificará el mandato de arresto emitido en su contra.

Tras comparecer ante la Fiscalía de París, un juez deberá decidir sobre una eventual encarcelación.

Como Ternera fue condenado en ausencia, puede pedir un nuevo juicio. Caso contrario, la pena será ejecutada.