AFP. 15 septiembre
El presidente Andrés Manuel López Obrador achacha corrupción y despilfarro a sus antecesores. AFP
El presidente Andrés Manuel López Obrador achacha corrupción y despilfarro a sus antecesores. AFP

Ciudad de México. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió este martes al Senado una consulta popular para enjuiciar a cinco expresidentes del país a los que acusa de corrupción y privatizaciones ilegales de bienes públicos durante sus gestiones.

"La consulta solicitada tiene el propósito legal de llevar un asunto de interés general y trascendencia nacional, y posibilitar en su caso juicios apegados a derecho y respetuosos del debido proceso", dijo el mandatario durante su habitual conferencia de prensa matutina.

López Obrador señaló directamente a los exmandatarios Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, quienes gobernaron sucesivamente México de 1988 al 2018.

El presidente acusa que durante esos gobiernos hubo “concentración desmesurada de la riqueza, quebrantos monumentales al erario, privatización de los bienes públicos y corrupción generalizada”.

López Obrador presentó la solicitud pese a que aseguró que su partido juntó las firmas ciudadanas para ese propósito.

De acuerdo con la ley mexicana, una solicitud de consulta popular puede ser presentada por el gobernante, una de las cámaras del Congreso o por ciudadanos, aunque la Suprema Corte de Justicia debe decidir si es constitucional.

El Senado debe cursar el pedido al alto tribunal, que si decide que es constitucional, debe ser aprobado por ambas cámaras del Congreso para luego ser organizada por las autoridades electorales.

El mandatario pidió que la eventual consulta tenga lugar el 6 de junio del 2021, cuando se realizan elecciones para renovar la Cámara de Diputados, varias gobernaciones y otros cargos locales.

En respuesta, el expresidente Felipe Calderón, quien gobernó México del 2006 al 2012, expresó que López Obrador confunde “la República con un circo romano”.

“En lugar de acudir con pruebas a la Fiscalía, pregunta a la multitud si se condena o perdona a inocentes, mostrando un dedo pulgar hacia arriba o hacia abajo”, escribió Calderón en Twitter.

"Si no tiene pruebas ni acusaciones específicas, no hay consulta ni votación que valga, debe dejar de hostigarme y respetar mis derechos como cualquier ciudadano", agregó.

López Obrador ha apoyado antes la realización de consultas populares sobre diversos temas. Antes de asumir el poder, en diciembre del 2018, impulsó una para cancelar la construcción del nuevo aeropuerto de Ciudad de México.

Ya en el poder promovió otras para la construcción del llamado “Tren Maya”, un tren turístico que recorrerá el sureste de México; para cancelar una planta cervecera en el norte y para la puesta en marcha de una central termoeléctrica en el estado central de Morelos.