AP. 26 octubre
El ex fiscal especial Robert Mueller a su llegada al Congreso -el 24 de julio del 2019- para rendir declaración sobre su investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones del 2016.
El ex fiscal especial Robert Mueller a su llegada al Congreso -el 24 de julio del 2019- para rendir declaración sobre su investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones del 2016.

Washington. Una jueza ordenó al Departamento de Justicia que entregue testimonios secretos vertidos ante un jurado de acusación por el ex fiscal especial Robert Mueller sobre la posible rusa en las elecciones de Estados Unidos, otorgando una victoria a los demócratas en la recopilación de pruebas para la investigación de un posible juicio político en contra del presidente Donald Trump.

En un fallo el viernes, que también confirmó la legalidad de la indagatoria en sí, la jueza federal Beryl Howell ordenó al Departamento que entregara los materiales antes del 30 de octubre. Una portavoz del Departamento de Justicia dijo que estaba revisando la decisión. El gobierno puede apelar.

El fallo a favor de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes se produce cuando los demócratas reúnen testimonios rendidos a puerta cerrada por funcionarios y exfuncionarios del gobierno sobre los intentos del gobierno de Trump de hacer que Ucrania investigara al rival político del presidente, Joe Biden.

Los materiales de Mueller podrían revelar detalles antes ocultos a los legisladores sobre las acciones de Trump durante las elecciones del 2016 y convertirse en parte de la campaña de juicio político.

El material que cubre la orden de Howell consiste en contenido que se dio a conocer ante el jurado investigador y fue incluido de manera censurada en el reporte de Mueller. El Departamento de Justicia indicó que la información del jurado investigador es la única pieza del documento a la que no han tenido acceso los legisladores.

Los demócratas creen que la información podría arrojar nueva luz a episodios clave de la investigación, como las discusiones que se presume que Trump tuvo con sus allegados sobre la difusión de correos electrónicos robados durante la campaña y conversaciones sobre una reunión en la Torre Trump en el 2016, en la que el hijo mayor de Trump recibiría información perjudicial sobre Hillary Clinton.

La jueza agregó que los materiales podrían ayudar a los legisladores a decidir cuáles testigos llamar para una investigación de juicio político y qué líneas adicionales de investigación deben seguirse.

Rechazo de alegatos

En un fallo de 75 páginas que acompaña la orden, Howell echó abajo varios de los argumentos del gobierno para retener materiales al Congreso, incluida la necesidad de que continuara en secreto.

“La realidad es que, desde hace mucho, el DOJ (Departamento de Justicia) y la Casa Blanca abiertamente han obstruido las labores de la Cámara de Representantes para obtener información a través de citaciones y acuerdos, y la Casa Blanca ha manifestado rotundamente que el gobierno no cooperará con las peticiones de información del legislativo”, escribió Howell.

Aunque el Departamento de Justicia afirmó que no podría proporcionar material del jurado investigador de conformidad con la ley vigente, “está equivocado”, escribió la jueza. Y aunque la Casa Blanca y sus aliados republicanos argumentan que el juicio político es ilegal sin una votación formal, “de hecho, nunca se ha requerido una resolución de la Cámara de Representantes”, agregó.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, expresó que el fallo fue “otro golpe al intento del presidente Trump de situarse por encima de la ley”.

“Este fallo crítico de las cortes afirma la autoridad del Congreso para exponer la verdad al pueblo estadounidense. Lo más importante es que el tribunal reconoció el derecho de la Cámara de Representantes a obtener información del jurado de acusación de conformidad con su investigación de juicio político”, declaró Pelosi.