AFP. 22 enero
Members of Salvadoran organizations and social movements participate in a protest march against the government of Nayib Bukele in San Salvador on January 22, 2020. (Photo by MARVIN RECINOS / AFP)
Members of Salvadoran organizations and social movements participate in a protest march against the government of Nayib Bukele in San Salvador on January 22, 2020. (Photo by MARVIN RECINOS / AFP)

San Salvador. Simpatizantes de izquierda, exaliados del presidente de El Salvador Nayib Bukele, protestaron el viernes contra el gobernante, a quien acusan de haber adoptado medidas autoritarias durante la pandemia de covid-19.

La manifestación ocurre a un mes de las elecciones legislativas, donde el partido Nuevas Ideas (NI), impulsado por Bukele, se perfila para lograr la mayoría.

Unas 200 personas, miembros de organizaciones sindicales y movimientos populares afines a la exguerrilla y actual partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), se concentraron en un parque de San Salvador, llamando a “parar la dictadura” de Bukele.

“No podemos permitir que el gobierno y Bukele siga actuando como dictador. No ha hecho nada por El Salvador y únicamente quiere imponer su ley”, dijo durante la marcha Wilfredo Berríos, dirigente del Frente Sindical Salvadoreño.

A Bukele también lo acusan de no haber hecho públicos los gastos del gobierno para enfrentar la pandemia, que acumula 52.672 casos en el país, con 1.540 fallecidos, y por la aprobación de proyectos de infraestructura que serían ambientalmente lesivos.

La caminata se topó con el rechazo de algunos ciudadanos, que desde autobuses o en la propia calle coreaban su apoyo al mandatario.

“Aquí que no vengan con mentiras, Bukele ha hecho más que cualquier presidente en varios años, es con hechos no palabras que se gana al pueblo”, manifestó la comerciante Esmeralda Hernández.

Bukele, antiguo alcalde de San Salvador y de Cuscatlán bajo las banderas del FMLN, que luego lo expulsó, llegó a la presidencia en junio del 2019 con el apoyo de la Gran Alianza para la Unidad Nacional (GANA, conservadora), que aún lo apoya.

Unos 5,4 millones de salvadoreños deberán elegir el 28 de febrero a los 84 diputados del Congreso unicameral, así como a los 262 alcaldes y sus concejos.