AFP y AP.   17 mayo
Conductores hacían fila para cargar combustible en una estación de servicio en Caracas, en marzo del 2020.

Teherán. El ministro iraní de Relaciones Exteriores advirtió este domingo a Estados Unidos que no despliegue su Marina en el mar Caribe para impedir los envíos de productos petroleros de Irán a Venezuela.

En una carta dirigida al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, Mohamad Javad Zarif advirtió de los “movimientos de Estados Unidos para desplegar su Marina en el mar Caribe con el fin de intervenir y perturbar (la) transferencia de petróleo de Irán a Venezuela”.

El ministro avisó que cualquier actuación en ese sentido sería “ilegal y una forma de piratería”, según un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Zarif agregó que Estados Unidos sería responsable de las "consecuencias de cualquier medida ilegal".

Cinco petroleros iraníes que parecen estar llevando gasolina y productos derivados navegaban el domingo rumbo al país suramericano como parte de un acuerdo bilateral.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, recurrió a Teherán para obtener ayuda para conseguir los productos químicos necesarios para una envejecida refinería en medio de una escasez de gasolina, síntoma de un caos económico y político más amplio que afecta al que solía ser el productor de petróleo más grande de América Latina.

Expertos estiman que los petroleros llevan $45,5 millones en gasolina y productos derivados

La agencia de noticias iraní Fars afirmó el sábado que contaba con información según la cual cuatro buques de guerra de la Marina estadounidense fueron desplegados en el mar Caribe con vistas a una "posible confrontación con petroleros iraníes".

Elliot Abrams, el enviado del Departamento de Estado estadounidense para Venezuela, acusó a Caracas de pagarle a Irán con oro para contribuir a la recuperación de su sector petrolero, muy perjudicado.

Estados Unidos ha impuesto sanciones a las exportaciones de crudo de Venezuela y a Irán, y también a numerosos responsables gubernamentales y militares de ambos países.

El viceministro de Exteriores iraní, Abbas Araghchi, instó al embajador suizo, que representa los intereses de Washington en Teherán, a comunicar a Estados Unidos la "seria advertencia" de Irán.

Araghchi señaló que cualquier eventual amenaza contra los petroleros iraníes conllevarían una "respuesta rápida y decisiva".

Venezuela tiene las reservas probadas más grandes del mundo,pero los analistas aseguran que el sector opera por debajo de su capacidad.

Pero a pesar de toda la presión, el presidente Nicolás Maduro se mantiene en el poder con el respaldo de las fuerzas militares y de Cuba, así como de China y Rusia, sus principales acreedores.

Teherán ha afirmado reiteradas veces su apoyo a Nicolás Maduro contra el líder opositor Juan Guaidó, a quien unos 60 países reconocieron como presidente encargado del país, tras las irregularidades con las que se efectuó la reelección de Maduro en el 2018.