AFP.   20 junio
Este es un dron RQ-4 Global Hawk, como el que fue derribado por la defensa antiaérea de Irán. La foto la distribuyó la Fuerza Aérea estadounidense.

Teherán. Irán derribó el jueves un dron estadounidense que según Teherán se encontraba en su espacio aéreo, en un acto que fue considerado por el presidente Donald Trump como un “error muy grande”.

“¡Irán cometió un error muy grande!”, tuiteó sin más el mandatario en un contexto de tensión creciente en el golfo Pérsico que hace temer el estallido de un conflicto abierto entre Estados Unidos y la República Islámica.

Washington había confirmado poco antes que Irán abatió el avión robot, pero negó que hubiera violado el espacio aéreo iraní y denunció “un ataque injustificado”.

El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió de que el eventual uso de la fuerza de Estados Unidos contra Irán “sería un desastre” para la región.

Según un comunicado de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de Irán, un dron Global Hawk (del fabricante estadounidense Northrop Grumman) fue derribado por su fuerza aeroespacial “a las 4:05 de la mañana (5:35 p. m. del miércoles en Costa Rica)” sobre el mar de Omán.

Fue abatido por un “misil” de la fuerza aeroespacial de los Guardianes, sobre el mar de Omán “después de haber violado el espacio aéreo iraní”, agrega el texto.

El aparato había despegado a las 19:44 GMT del miércoles (1:44 p. m. en Costa Rica) desde una base estadounidense en “la costa sur del golfo Pérsico”, “apagó todos sus dispositivos de reconocimiento”, pasado el estrecho de Ormuz y se dirigió hacia el este en dirección al puerto iraní de Chabahar, afirmaron los Guardianes.

Según la misma fuente, la aeronave fue neutralizada cuando regresaba de su misión, después de ingresar al espacio aéreo iraní.

La violación de las fronteras iraníes es la “línea roja” que no debe franquearse, advirtió el general de división Hosein Salami, comandante en jefe de los Guardianes."Nuestra reacción es, y será, categórica y absoluta", destacó.

“Protestamos contra todas las acciones provocativas que atenten contra la integridad territorial de nuestro país”, manifestó el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores iraní, Abás Musavi, quien previno que “la responsabilidad de las eventuales consecuencias de estas acciones incumbe exclusivamente a los agresores”.

Más tarde, en una carta remitida al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Teherán denunció lo que denominó una acción estadounidense “provocadora” y “muy peligrosa” contra su “integridad territorial”.

Ver más!

En la misiva, Irán, que se abstiene de pedir una reunión de urgencia del Consejo, señaló que no “busca la guerra” y exigió a la organización que intervenga para que Estados Unidos “ponga fin a sus acciones ilegales y desestabilizadoras” en el Golfo.

El embajador iraní ante la ONU, Majid Takht Ravanchi, indicó en la carta que el dron estadounidense estaba en una “clara operación de espionaje”.

Calificó el vuelo como una “flagrante violación de la ley internacional”.

“Aunque la República Islámica de Irán no busca la guerra, se reserva su derecho inherente (...) de tomar todas las medidas apropiadas que sean necesarias contra cualquier acto hostil de violación de su territorio”, destacó el texto.

Versión de Estados Unidos

Washington confirmó que Irán había derribado un dron suyo, pero negó que hubiera incursionado en el espacio aéreo de ese país.

El aparato se encontraba "en el espacio aéreo internacional y la información iraní de que el ingenio sobrevolaba Irán es falsa”, afirmó el Pentágono en un comunicado.

Según el comando central de las fuerzas estadounidenses, el avión robot de la Marina fue derribado por un misil iraní tierra-aire sobre el estrecho de Ormuz, paso estratégico para el abastecimiento mundial de petróleo.

El ataque “irresponsable ocurrió cerca de los corredores aéreos establecidos entre Dubái, Emiratos Árabes Unidos y Omán, posiblemente poniendo en peligro a civiles inocentes”, afirmó el teniente general Joseph Guastella, quien comanda las fuerzas aéreas estadounidenses en la región.

Ver más!

El dron Global Hawk “no ha violado el espacio aéreo iraní en ningún momento durante su misión”, aseguró en una declaración a la prensa por teleconferencia desde la base aérea de Al Udeid, en Catar.

Además, el general Guastella indicó que el proyectil que lo alcanzó fue disparado desde una posición cerca de la ciudad iraní de Garuk.

“La información iraní de que el dron fue derribado sobre Irán es categóricamente incorrecta”, insistió, y precisó que el aparato no tripulado había caído en aguas internacionales.

“Este ataque es un intento de evitar que vigilemos el área después de las amenazas recientes al transporte marítimo internacional y al libre comercio”, agregó.

Relaciones tirantes

El incidente se produce en un contexto de agudización de las tensiones entre Irán y Estados Unidos. La provincia de Hormozgán bordea el estrecho de Ormuz, paso estratégico para el abastecimiento mundial de petróleo.

Las Fuerzas Armadas estadounidenses intensificaron el miércoles sus acusaciones contra Irán, al que acusan del ataque contra dos barcos cisterna registrado la semana pasada en el mar de Omán.

Irán niega cualquier implicación en estos ataques e insinúa que podría tratarse de un montaje de Estados Unidos para justificar el uso de la fuerza en su contra.

A pesar de las reiteradas afirmaciones de dirigentes estadounidenses e iraníes de que no buscan un enfrentamiento, la escalada reciente en el Golfo hace temer un conflicto.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Heiko Maa, consideró durante una visita a París que "no se descarta el riesgo de guerra en el Golfo". Los gobiernos de Francia y Alemania instaron a un diálogo entre todas las partes.

La tensión crece entre la República Islámica y Estados Unidos desde que el presidente Trump decidió, en mayo del 2018, retirar a su país del acuerdo nuclear firmado con Irán en el 2015 y restablecer duras sanciones contra Teherán, privándole de los beneficios económicos que esperaba de ese pacto internacional.

El Departamento de Defensa estadounidense mostró el sitio donde, según su versión, fue abatido el dron.

La situación se complicó aún más con los ataques de origen todavía desconocido contra dos buques cisterna en el mar de Omán, similares a los actos de sabotaje que dañaron un mes antes otros cuatro barcos en la entrada del Golfo y de los que Washington también responsabiliza a Irán.

El Centcom, el Estado Mayor estadounidense encargado de las operaciones en el Cuerno de África y Asia Central, afirmó que una explosión ocurrida a bordo del barco japonés Kokuka Courageous, uno de los dos atacados el 13 de junio, fue provocado por una mina ventosa “parecida a las que utiliza Irán”.