Habría contraído el virus en un viaje a Nigeria

 3 octubre, 2014

Washington

Un empleado del Ministerio de Salud de Liberia visitab el distrito de West Point, en Monrovia, como parte de una campaña de concienciación contra el ébola.
Un empleado del Ministerio de Salud de Liberia visitab el distrito de West Point, en Monrovia, como parte de una campaña de concienciación contra el ébola.

Un paciente con síntomas que podrían ser del virus del Ébola y que viajó recientemente a Nigeria fue internado este viernes en un hospital en Washington, dijo a la AFP una portavoz del recinto.

"Podemos confirmar que un paciente fue ingresado al Howard University Hospital, en condiciones estables, tras hacer un viaje a Nigeria y presentar síntomas que podrían asociarse al ébola", dijo Kerry-Ann Hamilton, vocera del centro médico.

"Como medida de extrema precaución, activamos los protocolos de infección adecuados, incluyendo el aislamiento del paciente".

No se ofrecieron más detalles sobre la persona infectada.

Nigeria es uno de los cinco países de África Occidental más afectados por la peor epidemia de ébola de la que se tiene noticia. En lo que va de año, este fiebre hemorrágica infectó a más de 7.000 personas y ha matado a cerca de la mitad.

Los síntomas del ébola pueden incluir fiebre, dolores musculares y en las articulaciones, vómitos y diarrea. El virus se transmite por contacto con fluidos corporales del enfermo, en el momento en que ya está presentando los síntomas.

El martes se anunció que se había diagnosticado el primer caso de ébola en los Estados Unidos. Es un hombre de Liberia que viajó a Texas y se enfermó unos días después de llegar. Actualmente está en cuarentena, su familia ha sido aislada en su apartamento y las autoridades buscan a las personas con las que estuvo en contacto.

En tanto, el canal NBC News informó que uno de sus periodistas, un camarógrafo freelance, será repatriado este viernes tras contraer el ébola en Liberia.

Se trata del cuarto estadounidense que se contagia del ébola en ese país, después de que tres misioneros cristianos fueran infectados en centros médicos.