AFP . 22 octubre

Ciudad de México. Un grupo de alcaldes mexicanos, principalmente de oposición, que intentaba ingresar este martes al palacio presidencial para reclamar más recursos al mandatario Andrés Manuel López Obrador, se enfrentó a empujones con personal de seguridad que optó por lanzar espray lacrimógeno para dispersarlos.

EUM20191022POL01.JPG CIUDAD DE MÉXICO Protest/Protesta-Alcaldes AMLO.- Alcaldes de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y De la Revolución Democrática (PRD) protestan afuera de Palacio Nacional para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador mayores recursos para infraestructura y seguridad pública para sus municipios, el martes 22 de octubre de 2019. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/Iván Stephens/EVZ
EUM20191022POL01.JPG CIUDAD DE MÉXICO Protest/Protesta-Alcaldes AMLO.- Alcaldes de los partidos Acción Nacional (PAN), Revolucionario Institucional (PRI) y De la Revolución Democrática (PRD) protestan afuera de Palacio Nacional para exigir al presidente Andrés Manuel López Obrador mayores recursos para infraestructura y seguridad pública para sus municipios, el martes 22 de octubre de 2019. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/Iván Stephens/EVZ

El incidente ocurrió una hora antes de que el mandatario ofreciera su habitual conferencia de prensa matutina. Fue entonces que una delegación de los casi 200 funcionarios presentes, quiso aprovechar para lograr una audiencia.

“Desgraciadamente tuvimos ahí la negación por parte de los guardias del Palacio Nacional, se pusieron muy agresivos (...) ellos empezaron a empujar, nosotros también empezamos a empujar, nos cerraron las puertas", relató María Eugenia Campos, alcaldesa de Chihuahua, capital del estado del mismo nombre (en el norte del país).

La Presidencia alega que una de sus representantes atendió a los ediles y les ofreció tener una mesa de trabajo con la ministra de Gobernación (Interior), propuesta que rechazaron para luego irrumpir por la fuerza por una puerta del recinto, agrediendo a vigilantes y poniendo “en riesgo" la vida de trabajadores que restauran la fachada del palacio, según un comunicado.

EUM20191022NAC04.JPG CIUDAD DE MÉXICO Presidency/Presidencia-AMLO.- El presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia matutina este4 martes 22 de octubre de 2019. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/Iván Stephens/EVZ
EUM20191022NAC04.JPG CIUDAD DE MÉXICO Presidency/Presidencia-AMLO.- El presidente de la República Mexicana, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia matutina este4 martes 22 de octubre de 2019. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/Iván Stephens/EVZ

"Por esa razón, con fines disuasivos se dispersó una dosis moderada de aerosol defensivo natural en el ambiente que no puso en riesgo la vida de ninguna persona", agregó la Presidencia.

El coordinador de comunicación del Ejecutivo, Jesús Ramírez, dijo a periodistas que el gas “no se le roció a nadie" y se lanzó “para evitar que siguiera la presión de la gente”. "Ni se golpeó a ningún alcalde ni mucho menos”, aseguró.

"Sentimos de pronto un ardor (...) un ardor en el cuello, en la cara, no poder hablar, a toser, mucho flujo nasal, no poder ver", detalló por su parte la alcaldesa Campos a la radio local Grupo Fórmula.

"Nos salimos ahí de la turba hasta que pasara todo el efecto y luego regresamos a ver si teníamos alguna respuesta (...) cosa que no ha sido posible tener hasta ahorita", añadió.

Según Presidencia, después de la gresca, funcionarios de Gobernación ofrecieron instalar una nueva mesa de trabajo a la que los alcaldes accedieron regresar en los próximos días.

El izquierdista López Obrador suele repetir un discurso pacifista, de tolerancia y no represión contra las manifestaciones o reclamos populares.