AP. 14 mayo
William Barr, secretario de Justicia, rindió testimonio ante el Comité Judicial del Senado -el 1.° de mayo del 2019- sobre el informe del fiscal Robert Mueller.
William Barr, secretario de Justicia, rindió testimonio ante el Comité Judicial del Senado -el 1.° de mayo del 2019- sobre el informe del fiscal Robert Mueller.

Washington. El Departamento de Justicia de Estados Unidos lanzará una investigación sobre los orígenes de la pesquisa sobre la injerencia rusa en las elecciones del 2016 y sobre si la vigilancia del equipo de campaña de Donald Trump fue apropiada, dijo a The Associated Press una fuente enterada del tema.

El secretario de Justicia, William Barr, designó a John Durham, fiscal federal en Connecticut, para realizar ese examen, agregó el funcionario, quien pidió no ser identificado.

La designación hace eco de denuncias del presidente Trump y sus seguidores quienes acusan al Departamento de Justicia y al FBI de “espiar” al equipo de campaña de Trump cuando era candidato.

Los demócratas, en cambio, acusan a Trump de inventar esas acusaciones para desviar la atención sobre el hecho de que la investigación dirigida por el fiscal especial, Robert Mueller, halló que Rusia ayudó a la campaña de Trump y no exoneró al presidente en cuanto a si incurrió en obstrucción de justicia.

Mueller no encontró ninguna conspiración penal entre la campaña y el Kremlin.

La designación de Durham surge aproximadamente un mes después de que Barr dijo a una comisión del Congreso que él cree que “sí ocurrió espionaje” contra la campaña de Trump. Luego aclaró que no lo decía en forma negativa y que estaba armando un equipo para indagar en el tema.

Barr no ofreció detalles sobre el supuesto “espionaje”, pero pareció referirse a una autorización de interceptar las comunicaciones de un allegado de Trump, Carter Page, y la decisión de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de usar a un informante secreto al investigar al exasesor de Trump en materia de política exterior, George Papadopoulos.

El director del FBI, Chris Wray, expresó la semana pasada que no consideraba "espionaje” una vigilancia aprobada por los tribunales y que no tenía evidencia alguna de que el FBI haya monitoreado indebidamente a la campaña de Trump.

La investigación de Durham, que se centrará en si los métodos del gobierno para recabar datos sobre la campaña de Trump fueron legales y apropiados, es separada de la investigación realizada por la Inspectoría General del Departamento de Justicia.

Esa agencia también está indagando los orígenes de la investigación sobre Rusia, y Barr ha dicho que ese reporte desde estar listo en mayo o junio.

Los republicanos en el Congreso también han indicado que examinarán la investigación que ha tendido una sombra sobre la presidencia de Trump los últimos dos años y sobre si se cometió alguna ilegalidad.