AFP. Hace 3 días
El primer ministro húngaro, Víktor Orbán (centro), y su homólogo de Eslovaquia, Peter Pellegrini (centro, izquierda), visitaron una zona para migrantes en Roszke, en la frontera entre Hungría y Serbia, este jueves 13 de febrero del 2020.
El primer ministro húngaro, Víktor Orbán (centro), y su homólogo de Eslovaquia, Peter Pellegrini (centro, izquierda), visitaron una zona para migrantes en Roszke, en la frontera entre Hungría y Serbia, este jueves 13 de febrero del 2020.

Budapest. El gobierno de Hungría anunció el jueves una nueva consulta nacional para que los electores opinen sobre el pago de ayudas a los presos e indemnizaciones a los gitanos, muy criticadas por el primer ministro, Víktor Orbán, en los últimos meses.

“Es una locura que el Estado entregue cada año varios miles de millones de forintos a los condenados”, declaró en conferencia de prensa el ministro Gergely Gulyas, cercano al gabinete del jefe del Gobierno.

En enero, el gobierno anunció que suspendería las ayudas a los detenidos que habían sido concedidas para compensar las malas condiciones de las prisiones superpobladas del país.

Orbán criticó las leyes “permisivas y absurdas” que prevén estas ayudas.

El primer ministro húngaro también rechaza pagar desde setiembre los 300.000 euros por daños y perjuicios que la Justicia condenó al Estado a entregar a familias de gitanos por permitir la segregación escolar de más de medio centenar de menores de esta etnia en este país de Europa central que pertenece a la Unión Europea (UE) desde el 2004.

El jefe de Gobierno considera “profundamente injusto” que las familias gitanas “obtengan dinero sin trabajar”.

“El gobierno tiene una opinión clara sobre estos asuntos y sabe la respuesta que tiene que dar, pero necesita el apoyo de la sociedad”, alegó Gulyas.

Está previsto que la campaña se inicie en marzo y se centrará en el "restablecimiento del orden público y moral", explicó.

Además de publicidad, está previsto el envío de formularios a cada hogar del país, aunque el contenido de las preguntas no se dará a conocer hasta la próxima semana.

Esta investigación es la última de una serie de consultas gubernamentales lanzadas en Budapest desde el 2015 y consideradas demagógicas por los adversarios del primer ministro.

En el verano del 2017, el gobierno consultó a los húngaros cómo oponerse a la política migratoria de la Unión Europea y al millonario estadounidense George Soros, bestia negra de Orbán, acusado de querer “ahogar” a la UE con emigrantes.

Las ONG, representantes de gitanos y abogados denuncian este nuevo proyecto de consulta ya que temen que se enconen los prejuicios de los que son víctimas los roms. Esta comunidad representa el 7,5% de la población y constituye la minoría más numerosa del país de 10 millones de habitantes.

Hungría es el país de la UE con mayor densidad de población carcelaria, según un informe publicado en el 2018 por el Consejo de Europa.