Política

Fiscalía pide multa de $12.800 contra opositor ruso Navalni por difamación

Dirigente afirma que el Kremlin pretende silenciarlo, especialmente con miras a las elecciones legislativas prevista a finales de año

Moscú. La Fiscalía rusa solicitó este martes una multa de 950.000 rublos ($12.800) para Aléxei Navalni, juzgado por difamación de un veterano de guerra, uno de los varios casos judiciales en curso contra el dirigente opositor al Kremlin.

Como el acusado era objeto de una condena de tres años y medio de cárcel en suspenso en el momento de los hechos, la Fiscalía también exigió que Navalni purgue esta pena.

Otro tribunal ruso ya convirtió este mes esta condena en una pena de prisión.

El sábado, un tribunal de Moscú debe pronunciarse en el caso de difamación, mientras que una instancia de apelación estudiará el recurso del opositor contra la conversión de su condena de cárcel en suspenso.

Para el opositor y activista anticorrupción, quien sobrevivió a un envenenamiento el año pasado, el Kremlin pretende silenciarlo, especialmente con miras a las elecciones legislativas prevista a finales de año.

En el caso del martes, Navalni está acusado de difamación de un veterano de la Segunda Guerra Mundial.

Con actitud desafiante, Navalni dijo al fiscal cuando estaba a punto de terminar su acusación: "¿Quieren fusilarme?".

"La acusación contra Navalni es fantasiosa y arbitraria", argumentó su abogada Olga Mijaylova, "no hay ningún elemento constitutivo de delito en este caso".

El militante anticorrupción, de 44 años, está acusado de haber difundido informaciones “falsas” e “injuriosas” sobre un veterano combatiente de la Segunda Guerra Mundial, que había defendido en un video un referendo que avalara una ampliación de los poderes de Vladimir Putin.

En una red social Navalni calificó a los participantes de este video de “vergüenza para la nación” y de “traidores”.

“No se puede insultar a los veteranos en este país”, alegó el portavoz presidencial ruso Dmitri Peskov, citado por la agencia de noticias Ria Novosti.

Según una sentencia dictada el 2 de febrero, Navalni deberá cumplir dos años y ocho meses de prisión por haber violado su vigilancia judicial mientras estaba sometido a una condena en suspenso.

Navalni afirmó que no había cumplido con la vigilancia porque estaba convaleciente en Alemania tras un envenenamiento, que según él fue orquestado por el Kremlin.