AFP. 7 septiembre
El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, escuchaba la pregunta de un periodista durante una conferencia de prensa, en Roma, el 20 de junio del 2018.AP
El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, escuchaba la pregunta de un periodista durante una conferencia de prensa, en Roma, el 20 de junio del 2018.AP

Roma. La Fiscalía de Palermo, sur de Italia, inició una investigación por secuestro de personas contra el ministro de Interior, Matteo Salvini, quien cuestionó la decisión e hizo un llamado a sus electores.

Salvini, líder de la extrema derecha italiana, abrió, leyó y comentó un correo de la Fiscalía en un video difundido en directo en su página Facebook.

El 25 de agosto, un fiscal de Agrigento, Sicilia, abrió una investigación contra Salvini que se negó a autorizar el desembarco en Italia de más de 140 migrantes socorridos por el buque Diciotti de los guardacostas italianos la noche del 15 de agosto.

Los migrantes pudieron desembarcar tras un acuerdo con Irlanda, Albania y la Iglesia católica italiana que se comprometieron a recibirlos.

La investigación contra Salvini fue transferida a una jurisdicción de Palermo habilitada a encausar a los miembros del Poder Ejecutivo. Esta instancia retuvo los cargo de secuestro agravado.

"Un órgano de Estado investiga a otro órgano de Estado. Con la pequeña diferencia de ustedes eligieron este órgano de Estado", dijo Salvini en el video señalándose. "A los otros nadie los eligió y no responden ante nadie".

"Son ustedes los que pidieron a este ministro controlar las fronteras, controlar los puertos, limitar los desembarcos, limitar las partidas, expulsar clandestinos. Son ustedes los que me lo pidieron, y los considero como mis amigos, como mis apoyos y como mis cómplices", agregó.

Salvini fijó luego la carta en su oficina del ministerio, como “una medalla”: “Gracias a los fiscales de Agrigento, gracias a los fiscales de Palermo, gracias a los fiscales de Génova. Respeto vuestro trabajo, hagan bien y rápido, pero solo me dan más fuerza”.

El jueves, la Justicia autorizó a la Fiscalía de Génova (noroeste) a embargar 49 millones de euros que la Liga (el partido de Salvini) cobró indebidamente luego de la condena por fraude de exresponsables del partido que Salvini dirige desde el 2013.

“Atención, Salvini hace esto sobre la inmigración por cálculo político”, denunció Matteo Renzi, ex presidente del Consejo y uno de los pilares del Partido Demócrata (centro izquierda).

"Sabe que la Liga debe restituir 49 millones de euros. Sabe que hubo una condena. Y sabe que los italianos no perdonan al que roba su dinero. Entonces trata de parecer un mártir y busca el enfrentamiento con los magistrados sicilianos. íQué vergüenza!", agregó.

En su video, Salvini, que suma un 30% de intención de voto según los últimos sondeos, habló también sobre el hecho de que los 75 migrantes del Diciotti desaparecieron de los centros adonde estaban provisoriamente alojados.

“¿Yo secuestré personas que habrían huido de la guerra, y que ante un recibimiento que les garantiza pan, salchichón, comida, albergue, ducha, teléfono, prefirieron desaparecer?”, manifestó.

Migrantes africanos esperaban turno para someterse a un examen médico antes de desembarcar del guardacostas Diciotti en el puerto de Catania, en el sur de Italia, el 13 de junio del 2018.
Migrantes africanos esperaban turno para someterse a un examen médico antes de desembarcar del guardacostas Diciotti en el puerto de Catania, en el sur de Italia, el 13 de junio del 2018.

Gran parte de los migrantes del Diciotti eran eritreos, que prefieren generalmente intentar llegar a Suecia o Alemania a pesar de los drásticos controles en la fronteras y la legislación comunitaria por la que están obligados a presentar una solicitud de asilo en el primer país de la Unión Europea en donde fueron registrados.

El viernes por la mañana, en Roma, la Policía detuvo a 16 jóvenes que formaban fila delante de un dispensario en un campamento improvisado gestionado por la asociación Baobab Experience.

“No hablamos de personas buscadas o de fugitivos”, insistió la asociación en un comunicado. “Son migrantes en tránsito, Italia solo es para ellos una etapa”.