AFP. 25 octubre, 2019
Marielle Franco participó en una sesión en la Cámara Municipal en Río de Janeiro, Brasil, el 21 de febrero del 2017.
Marielle Franco participó en una sesión en la Cámara Municipal en Río de Janeiro, Brasil, el 21 de febrero del 2017.

Brasilia. La Fiscalía de Brasil acusó por primera vez formalmente a un sospechoso de ser el autor intelectual del asesinato de la concejala Marielle Franco y su chofer en Río de Janeiro en el 2018, indicó este viernes el portal de noticias UOL.

Se trata de Domingos Brazao, exconsejero del Tribunal de Cuentas de Rio.

En un fragmento de la denuncia –sin fecha– divulgado por el medio brasileño, la Fiscalía afirma que Brazao “diseñó el homicidio de la concejala Marielle Franco y, para quedar impune, promovió la difusión de noticias falsas sobre los responsables del homicidio”.

Según UOL, la denuncia fue presentada ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ) y fue firmada por la exfiscala general Raquel Dodge antes de dejar el cargo a mediados de setiembre.

En su discurso de fin de mandato el 17 de setiembre, Dodge ya acusó a Brazao, apartado de su cargo por corrupción, y a otras cuatro personas de intentar distorsionar las investigaciones.

En esa ocasión, Dodge señaló que Brazao "se acercó a personas influyentes" y mediante testimonios falsos buscó desviar la "línea investigativa que podía identificarlo como autor intelectual de los crímenes".

Consultada por la AFP, la Fiscalía remitió a las palabras de Dodge del 17 de setiembre, sin confirmar que desde entonces formulara una acusación formal contra Brazao.

Franco y su chofer Anderson Gomes fueron acribillados cuando se trasladaban en su auto en el centro de Rio, el 14 de marzo del 2018.

En marzo pasado, poco antes del aniversario del crimen, la Justicia de Río detuvo al presunto ejecutor y al conductor del coche desde el que se efectuaron los disparos. Sin embargo, todavía no se han identificado a los autores intelectuales.

La concejal, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL, izquierda), tenía 38 años cuando fue asesinada. Era una firme defensora de los derechos de los jóvenes negros, de las mujeres, de la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgénero), y crítica con la violencia policial en las favelas de Rio, en una de las cuales había crecido.

Tras su muerte, que conmocionó al país, Franco pasó de ser conocida apenas en el ámbito de la política local a convertirse en un símbolo mundial de resistencia.