AP. 10 diciembre, 2019
El entonces secretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, durante a ceremonia de inauguración de la división científica de la Policía Federal, el 9 de marzo del 2012 en la Ciudad de México.
El entonces secretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, durante a ceremonia de inauguración de la división científica de la Policía Federal, el 9 de marzo del 2012 en la Ciudad de México.

Nueva York. El exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, fue acusado en la ciudad de Nueva York por cargos de que aceptó sobornos millonarios del cartel de Sinaloa, liderado por el capo mexicano Joaquín el Chapo Guzmán, para dejarlo operar con impunidad en el país.

García Luna, de 51 años, fue acusado por la Fiscalía federal de Brooklyn de tres cargos de asociación ilícita para el tráfico de cocaína y de falso testimonio.

El lunes, García Luna, quien reside en Florida, fue detenido por agentes federales en Dallas, donde hizo una primera comparecencia el martes por la tarde. Renunció a su derecho a una audiencia de identificación y permanecerá detenido mientras espera una audiencia de fianza programada el 17 de diciembre.

Tras la audiencia el martes, la abogada del acusado, Rose Romero, se negó a hacer comentarios.

Los fiscales de Brooklyn dijeron que buscarán trasladar al exsecretario a Nueva York, donde el Chapo fue enjuiciado en el 2018. Durante ese juicio, el exmiembro del cartel Jesús Zambada declaró que entregó personalmente por lo menos $6 millones a García Luna, por encargo de su hermano mayor, el capo Ismael el Mayo Zambada.

El dinero fue entregado durante dos encuentros en un restaurante de México entre inicios del 2005 y fines del 2007, añadió.

Protección al narcotráfico

En un comunicado en el que anunció los cargos contra García Luna, el fiscal federal Richard P. Donoghue acusó al exsecretario de proteger al cartel “cuando controlaba la Policía Federal mexicana y era responsable de garantizar la seguridad pública en México”.

La Fiscalía señaló que otros testigos que cooperaron en el caso han confirmado que el cartel le pagó a García Luna decenas de millones de dólares a cambio de permitirle mandar toneladas de cocaína y otras drogas a Estados Unidos.

La organización del Chapo“obtuvo, además de otras cosas, una ruta segura para sus cargamentos de droga, información sobre las investigaciones policiales en torno al cartel e información sobre carteles rivales”, indicó el documento judicial.

Agregó que “para el momento en que el acusado se mudó a Estados Unidos, en el 2012, había acumulado una fortuna personal de millones de dólares que era incongruente con el salario de un servidor público en México".

Del 2001 al 2005, García Luna encabezó la Agencia Federal de Investigaciones, y del 2006 al 2012 fue titular de la Secretaría de Seguridad Pública, que controlaba la Policía Federal.

García Luna fue visto como el hombre clave de la guerra contra el narcotráfico del 2006 al 2012 emprendida por el entonces presidente Felipe Calderón. Como secretario de Seguridad Pública, fue uno de los miembros más temidos del gobierno del mandatario, pero durante años se vio perseguido por acusaciones sobre sus vínculos con los narcotraficantes.

Al gobierno de Calderón se le reprochó no perseguir al cartel de Sinaloa con la misma energía que a sus rivales. Calderón siempre rechazó esas críticas.

El expresidente tuiteó el martes que no estaba al tanto de los detalles de los cargos contra García Luna.

“Mi postura será siempre en favor de la Justicia y la ley”, escribió.

El Chapo Guzmán fue declarado culpable de cargos relacionados con una enorme confabulación para el tráfico de drogas que sembró muerte y caos durante más de dos décadas. Hace unos meses fue sentenciado a cadena perpetua.