Por: Agencia AFP.   14 junio
El expresidente panameño Ricardo Martinelli gesticula el signo de la victoria a la prensa mientras es escoltado esposado después de su audiencia en la Corte Suprema de la ciudad de Panamá. Foto: AP
El expresidente panameño Ricardo Martinelli gesticula el signo de la victoria a la prensa mientras es escoltado esposado después de su audiencia en la Corte Suprema de la ciudad de Panamá. Foto: AP

Ciudad de Panamá. El expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, volvió este jueves a prisión tras ser hospitalizado por sufrir una crisis de hipertensión el mismo día que fue extraditado desde Estados Unidos para enfrentar la justicia de su país por cargos de espionaje.

Martinelli llegó fuertemente escoltado a la cárcel El Renacer, a orillas del Canal de Panamá. Imágenes del canal Telemetro mostraron al expresidente con una camiseta blanca y una botella de agua, mientras era saludado por policías en el penal.

El exgobernante de 66 años fue recluido el lunes pasado en el hospital público Santo Tomás, y volvió a prisión después de que médicos forenses de la fiscalía estimaran que "la condición clínica actual del señor Ricardo Martinelli es estable".

Tras su traslado a la cárcel, el Órgano Judicial informó que el próximo martes, el pleno de la Corte Suprema de Justicia realizará una audiencia para "atender una solicitud de cambio de medida cautelar" a favor de Martinelli.

Por su condición de diputado del Parlamento Centroamericano, todos los casos contra el expresidente deben ser tratados por la Corte Suprema, y no por la justicia ordinaria.

Martinelli fue extraditado el lunes desde Estados Unidos, donde estuvo un año detenido, para enfrentar cargos en Panamá por supuestamente espiar a unos 150 opositores a su gobierno (2009-2014). La Corte también lo investiga por otra veintena de escándalos de corrupción.

Ese mismo día, después de varias horas en la cárcel, el exmandatario dijo sentirse mal durante una audiencia. Poco después fue trasladado al hospital con problemas de hipertensión y arritmia.

El regreso de Martinelli a la cárcel responde a "directrices del gobierno", dijo Carlos Carrillo, uno de los abogados del magnate.

"Desconocemos los exámenes que se están haciendo y desconocemos los resultados fuera de lo que dijeron los médicos forenses", añadió.

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, pidió el miércoles no politizar la extradición de Martinelli.

"Este es un caso judicial netamente, que no se politice el tema y que se permita que la justicia haga su trabajo", dijo Varela.

Martinelli denunció en la audiencia del lunes violaciones a sus derechos humanos y al proceso judicial, y culpa al presidente Varela –antiguo aliado suyo– de llevar a cabo una "vendetta" en su contra.

Las víctimas de los presuntos pinchazos telefónicos sospechan que el exgobernante trata de librarse de la cárcel con artimañas legales y temen que los delitos que se le imputan queden impunes.