Política

Juicio contra expresidenta Áñez se reanuda en Bolivia y Fiscalía pide 15 años de cárcel

Exmandataria de 54 años está recluida desde marzo del 2021 en un centro penal de mujeres, desde donde asiste al juicio por videoconferencia

La Paz. El juicio penal contra la expresidenta boliviana Jeanine Añez se reanudó este lunes, mientras la Fiscalía anunció que pedirá 15 años de cárcel para ella por el supuesto golpe de Estado en el 2019 contra su antecesor, Evo Morales.

El Tribunal de Sentencia Primero Anticorrupción de La Paz abrió la audiencia, a la que asiste por videoconferencia la exmandataria de 54 años desde un penal de mujeres, donde está recluida desde marzo del 2021. Áñez pidió estar presente en la sala judicial, lo que fue rechazado por el tribunal.

El juicio se había suspendido a principios de mayo, cuando los abogados de la expresidenta presentaron una demanda de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP). Aún está pendiente que el juzgado resuelva el pedido de la defensa de la exmandataria para que el proceso se suspenda hasta que el TCP resuelva un recurso “ante la omisión deliberada del Tribunal Constitucional de pronunciarse sobre el fondo de ilegalidad del juicio contra la ex Presidenta”.

Los abogados arguyeron que el TCP no se pronunció sobre el pedido de declarar inconstitucionales los delitos que se le atribuyen a Áñez: incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes. El fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, manifestó en conferencia de prensa que se solicitará una condena de 15 años de prisión para Áñez.

La fiscalía “ya tiene preparada la presentación de los alegatos finales en la audiencia señalada, donde el Ministerio Público solicitará al Tribunal de Sentencia la pena de 15 años para la señora Jeanine Añez”, sostuvo Lanchipa. Áñez enfrenta varios juicios simultáneos, entre ellos los denominados “caso Golpe de Estado I” y “caso Golpe de Estado II”.

El caso I es por sus actos como presidenta y el II por sus actos como senadora. El primero está detenido en el Parlamento. Morales dimitió ante una ola de protestas por su intención de buscar un cuarto mandato hasta 2025, mientras la oposición denunció que había hecho fraude en los comicios del 2019.

Áñez asumió la presidencia tras la renuncia de Morales y del vicepresidente Álvaro García, así como de la presidenta del Senado, su primer vicepresidente, y del titular de la Cámara Diputados, que estaban en el orden de sucesión presidencial.

Ante el vacío de poder y como segunda vicepresidenta del Senado, Añez dijo que asumía la presidencia con el cometido de convocar elecciones, lo que fue votado por el Parlamento sin el quórum necesario. Pero el Tribunal Constitucional reconoció entonces la legalidad de su mandato. Tras dos aplazamientos por la pandemia de covid-19, las elecciones se hicieron en octubre del 2020 y las ganó Luis Arce, el delfín de Morales.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.