AFP. 5 abril
El vicepresidente Mike Pence dio declaraciones durante una visita a Lamb Farms, Inc., el jueves 4 de abril del 2019, en Lebanon, Indiana.
El vicepresidente Mike Pence dio declaraciones durante una visita a Lamb Farms, Inc., el jueves 4 de abril del 2019, en Lebanon, Indiana.

Washington. Estados Unidos anunció el viernes sanciones contra 34 embarcaciones de la empresa estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y dos compañías que envían crudo venezolano a Cuba, su aliado clave, como parte de sus esfuerzos para forzar la salida del mandatario Nicolás Maduro, cuya autoridad desconoce.

“Estamos tomando medidas contra una fuente vital de la riqueza del régimen de Maduro. Siguiendo órdenes del presidente Donald Trump, Estados Unidos sancionará a 34 embarcaciones propiedad de PDVSA u operadas por esta, así como a dos compañías adicionales que transportan crudo venezolano a Cuba”, dijo el vicepresidente Mike Pence.

"¡El petróleo de Venezuela pertenece al pueblo venezolano!", afirmó, en medio de aplausos, en un discurso en el Instituto Baker de la Universidad Rice, en Houston, Texas.

“Como ha dejado claro el presidente Trump: todas las opciones están sobre la mesa. Y Nicolás Maduro haría bien en no poner a prueba la determinación de Estados Unidos”.

Washington seguirá ejerciendo "toda la presión diplomática y económica para lograr una transición pacífica a la democracia", prometió Pence, sin desacartar nuevas sanciones económicas.

El Departamento del Tesoro señaló que las nuevas medidas buscan aislar no solo a las empresas “corruptas” venezolanas, sino también a La Habana por apoyar a Maduro.

Las sanciones afectan a 34 buques de PDVSA, con los cuales Estados Unidos bloqueará toda transacción.

Están dirigidas además a dos empresas navieras, Ballito Bay Shipping Incorporated, con base en Grecia, y ProPer In Management Incorporated, radicada en Liberia, por su vinculación con el barco Despina Andrianna, que según las autoridades estadounidenses entregó petróleo venezolano a Cuba durante febrero y marzo anteriores.

“Cuba ha sido una fuerza subyacente que alimenta la caída de Venezuela”, manifestó el secretario del Tesoro Steven Mnuchin en un comunicado.

"El Tesoro está tomando medidas contra los buques y las entidades que transportan petróleo, proporcionando un salvavidas para mantener a flote el régimen ilegítimo de Maduro", añadió.

Washington acusa a La Habana de beneficiarse del crudo venezolano a cambio de enviar a Caracas asesores políticos, agentes de inteligencia, militares y médicos que contribuyen a sustentar el poder de Maduro.