AFP . 8 abril

Washington. Estados Unidos prohibió el lunes la entrada a su territorio a 16 ciudadanos saudíes por su papel en el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, anunció el lunes el secretario de Estado, Mike Pompeo.

El secretario de Estado Mike Pompeo habla en una conferencia de prensa para anunciar el plan de la administración Trump para designar a la Guardia Revolucionaria de Irán como
El secretario de Estado Mike Pompeo habla en una conferencia de prensa para anunciar el plan de la administración Trump para designar a la Guardia Revolucionaria de Irán como "organización terrorista extranjera". Foto: AP

El anuncio se produce cuando la administración del presidente Donald Trump enfrenta la presión del Congreso por su respuesta al asesinato ocurrido en el consulado saudí en Estambul en octubre pasado, lo que provocó un escrutinio internacional sin precedentes sobre el historial de derechos humanos del reino.

La prohibición de entrada a suelo estadounidense se aplica igualmente "a los miembros cercanos de su familia".

Khashoggi, un periodista saudí crítico del régimen, fue asesinado el 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul por un comando de agentes de Riad.

En noviembre pasado, Washington ya había anunciado sanciones financieras específicas contra 17 funcionarios saudíes sospechosos de estar involucrados en el asesinato.

Pero la tibia reacción del presidente Donald Trump frente al joven príncipe heredero de la corona, Mohamed bin Salmán, considerado “responsable” del asesinato por el Senado de Estados Unidos, ha causado indignación incluso en sus filas republicanas.

Trump nunca ha ocultado su intención de preservar la alianza estratégica con Riad, que considera indispensable.