13 enero

San Salvador. Las remesas enviadas por salvadoreños a su país crecieron 9,7% en 2017, en parte como un efecto de las medidas de precaución que los migrantes han tomado ante el endurecimiento de la política migratoria de Estados Unidos, informó el sábado el Banco Central.

Mateo Barrera, de 4 años, originario de El Salvador participa junto a su familia en una conferencia de prensa en Los Ángeles, previo a la decisión del gobierno estadounidense de eliminar el Estatus de Protección Temporal (TPS)
Mateo Barrera, de 4 años, originario de El Salvador participa junto a su familia en una conferencia de prensa en Los Ángeles, previo a la decisión del gobierno estadounidense de eliminar el Estatus de Protección Temporal (TPS)

“El resultado positivo se relaciona con el buen desempeño de la economía estadounidense” y debido al “efecto precaución de la diáspora (salvadoreña) que ha enviado más remesas al prever un posible retorno asociado a la política migratoria estadounidense”, dijo en comunicado el Banco Central de Reserva (BCR).

Estados Unidos acordó el lunes finalizar el 9 de setiembre de 2019 el estatus de protección temporal (TPS), para cerca de 200.000 salvadoreños que tenían el beneficio de residir y trabajar en esa nación desde 2001, cuando el país centroamericano fue afectado por dos terremotos.

En 2017, El salvador recibió 5.021,3 millones de dólares en concepto de remesas familiares desde el extranjero, lo que significó un crecimiento del 9,7%, con respecto al año precedente, precisó la dependencia.

“Los ingresos de remesas durante 2017 superaron en 445,2 millones de dólares lo recibido bajo este concepto en el mismo período de 2016”, aseguró el ente financiero.

Los 5.021,3 millones de dólares constituyen un “monto que equivale al 15,8%” del producto interno bruto, en la economía dolarizada del país centroamericano, destacó el informe.

Tan solo en diciembre ingresaron 503 millones de dólares, monto superior en 29,8 millones respecto al mismo mes de 2016.

El 97,2% de las remesas proceden de Estados Unidos donde residen 2,5 de los 3,0 millones de salvadoreños que se encuentran en el extranjero.