AFP. 22 mayo
Migrantes se dirigen a cruzar la frontera entre Estados Unidos y México en el río Bravo, en su camino para ingresar a El Paso, Texas, el 20 de mayo del 2019. Foto: AFP
Migrantes se dirigen a cruzar la frontera entre Estados Unidos y México en el río Bravo, en su camino para ingresar a El Paso, Texas, el 20 de mayo del 2019. Foto: AFP

Washington. El Ejército de Estados Unidos levantará tiendas de campaña cerca de la frontera con México para albergar temporalmente a inmigrantes adultos, que serán monitoreadas por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), anunció el Pentágono este miércoles.

El secretario interino de Defensa Patrick Shanahan “aprobó la solicitud del DHS, que le fue entregada el 9 de mayo, para establecer instalaciones temporales para albergar a un mínimo de 7.500 inmigrantes adultos detenidos”, dijo un comunicado de un vocero del Pentágono, el comandante Chris Mitchell.

El Pentágono alquilará las carpas al DHS y las erigirá en terrenos identificados por el departamento en Tucson y Yuma, Arizona, y en Tornillo, Donna, Laredo y Del Rio, en Texas.

“Los militares no operarán estas instalaciones, solo levantarán las tiendas”, afirmó.

Los migrantes involucrados serán adultos cuya solicitud de asilo ha sido examinada por la policía de fronteras y confiada a la policía de migración de ICE.

El Pentágono evaluará la viabilidad de los proyectos durante las próximas dos semanas para determinar la cantidad de carpas requeridas, el costo y el cronograma de construcción de estas instalaciones.

Cerca de 500.000 personas han sido arrestadas en la frontera con México desde el inicio del año fiscal 2019, el 1°. de octubre.

La mayoría de los inmigrantes ilegales se entregan a las autoridades y presentan solicitudes de asilo. Casi todos provienen de América Central: Honduras, Guatemala y, principalmente, El Salvador, e informan que huyen de la violencia y la pobreza en su país.

Numerosos inmigrantes son excarcelados mientras su demanda es examinada, en función de que los centros de acogida de urgencia de la policía fronteriza están desbordados.