AFP . Hace 2 días

Donald Trump acusó el miércoles al primer ministro canadiense Justin Trudeau de tener "dos caras", tras ser descubierto por las cámaras de televisión aparentemente riéndose del presidente estadounidense junto a otros líderes durante una recepción al margen de la cumbre de la OTAN.

Y alegando que ya ha hablado mucho con los medios desde que llegó a Londres el lunes, dijo que se marcharía "directamente" a Washington al término de la cumbre, anulando su rueda de prensa final.

Durante una recepción en el Palacio de Buckingham el martes por la noche, una cámara de televisión captó a un grupo de líderes riéndose aparentemente del presidente estadounidense.

En las imágenes se oye al británico Boris Johnson preguntar al francés Emmanuel Macron porqué llegó tarde a un encuentro.

Entonces interviene Trudeau para explicar con sorna que la rueda de prensa del francés con Trump "duró 40 minutos". Macron parece contar una anécdota ante las miradas de la princesa Ana y el primer ministro holandés, Mark Rutte, aunque sus palabras son inaudibles.

Pero se oye a Trudeau decir "Oh, sí, sí" con tono burlón, antes de asegurar que el equipo de Trump se quedó "boquiabierto".

Video: Justin Trudeau se burla en apariencia de Donald Trump

"Tiene dos caras", afirmó Trump a los periodistas el miércoles, antes de entrar a una reunión bilateral con la canciller alemana Angela Merkel al margen de la cumbre.

A Trudeau "le llamé la atención sobre el hecho de que no está pagando el 2%" del PIB nacional como contribución a la Alianza Atlántica, "e imagino que no está muy contento por eso", dijo como intentando justificar sus burlas.

Saltándose el protocolo, Trump usó extensamente sus apariciones públicas con sus aliados para responder a decenas de preguntas de los periodistas.

“Creo que hemos dado ya muchas ruedas de prensa”, dijo, dando a entender que regresaría a su país sin volver a hablar con los medios al término de la reunión.

Aunque "es un tipo muy simpático", Trudeau "tiene dos caras", afirmó Trump a los periodistas en la cumbre, al término de la cual dijo que volvería "directamente" a Washington, anulando su última comparecencia ante los medios. "Creo que hemos dado ya muchas ruedas de prensa" en los últimos dos días, afirmó.

Video: Donald Trump: Justin Trudeau tiene 'dos caras'

Los mandatarios de la OTAN adoptaron este miércoles una declaración conjunta con motivo del 70º aniversario de la Alianza, pese a las diferencias entre aliados y la amenaza de Turquía de vetar cualquier decisión.

En su declaración, que detalla las amenazas de la Alianza y anuncian una próxima cumbre en el 2021, los aliados reconocen por primera vez el reto que representa el desarrollo militar y tecnológico de China y prometen luchar contra “cualquier tipo de terrorismo”.

OTAN viva

Los líderes de la OTAN intentaron restar importancia el miércoles a sus diferencias, afirmando que siguen manteniendo un frente unido en cuestiones de seguridad y están decididos a defenderse pese a una serie de choques entre los presidentes de algunos de los miembros más importantes de la alianza.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo antes de una cumbre cerca de Londres que el grupo estaba en “muerte cerebral” debido en parte a una falta de liderazgo estadounidense. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tachó esos comentarios de “muy irrespetuosos”. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, sugirió que era el propio Macron quien estaba en “muerte cerebral”.

Las disputas se deben sobre todo a la invasión turca en el norte de Siria. Macron se ha quejado de que Trump retirase a las tropas estadounidenses de la región sin advertir a sus aliados de la OTAN. Turquía vio la maniobra como una luz verde para enviar a sus fuerzas.

“La OTAN es ágil, la OTAN está activa, la OTAN se adapta”, dijo secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, cuando la prensa le preguntó por la salud de la alianza de seguridad más grande del mundo.

“Mientras podamos ofrecer sustancia (...) la OTAN demuestra na vez más que podemos responder a un paisaje cambiante de seguridad, y esa es la mejor forma también de proporcionar unidad a esta alianza”, dijo antes de presidir la cumbre en un hotel de lujo con campo de golf a las afueras de Londres.

El anfitrión del evento, Boris Johnson -también ocupado con una divisiva campaña electoral en Gran Bretaña- dijo que “claramente es muy importante que la alianza siga unida, pero es mucho, mucho más lo que nos une que lo que nos divide”.

Johnson atribuyó el éxito de la OTAN a “el concepto muy sencillo de la seguridad por número. En el fondo es una promesa de que saldremos unos en defensa de los otros: todos para uno y uno para todos”, dijo Johnson.

Erdogan no hizo declaraciones a los medios que esperaban en el lugar de la reunión.

Macron, sin embargo, se negó a disculparse por sus comentarios y dijo que habían iniciado un debate en la OTAN sobre importantes cuestiones estratégicas.

“Se nos permite plantear debates fundamentales”, dijo, especialmente “cómo construir una paz sostenible en Europa”.

Los debates en la OTAN, señaló, “deben ser sobre algo más que presupuestos y finanzas”.

Stoltenberg también señaló que los aliados europeos y Canadá han aumentado 130.000 millones de dólares a su gasto en defensa desde 2016, aunque Trump se ha quejado de que están aumentando sus presupuestos militares demasiado despacio.

“Esto no tiene precedentes, esto nos hace más fuertes”, dijo Stoltenberg sobre el aumento de gasto.

Cuando Rusia se anexionó la Península de Crimea en 2014, los países de la OTAN suspendieron los recortes en el gasto decretados al final de la Guerra Fría para incrementar la inversión. Se comprometieron a “avanzar hacia” un gasto del 2% de su PIB en su presupuesto nacional de Defensa para 2024.

Trump dijo el lunes que queda mucho por hacer.

“Se podría argumentar que han estado delinquiendo durante 25-30 años”, manifestó Trump el martes. La cifra del 2% “es un número muy bajo, en realidad debería ser el 4”, añadió.

El primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel, admitió que “hemos pasado por momentos más fáciles. Pero somos aliados, después de todo, y vamos a hablar sobre todo”.

“El ambiente anoche era mucho más relajado de lo que yo esperaba tras oír lo que había pasado en las últimas 24 horas. Pero creo que pueden surgir diferencias, solo tenemos que hablar de ellas”, dijo Bettel, aludiendo a las recepciones del martes en el Palacio de Buckingham y en la residencia oficial del primer ministro británico.

Tras una sesión de trabajo de unas pocas horas el miércoles, se esperaba que los líderes de los 29 estados miembros publicaran una declaración subrayando su compromiso con la OTAN en su 70 aniversario, y para mostrar que la alianza se adapta a las amenazas modernas y a posibles nuevos adversarios como China.