Política

Fiscal especial rechaza noticia que acusaba a Trump de pedirle a su abogado que mintiera ante el Congreso

Robert Mueller refuta publicación del sitio web BuzzFeed que provocó fuerte reacción entre los demócratas

Washington. La oficina del fiscal especial Robert Mueller, que investiga la posible colusión de la campaña de Donald Trump con Rusia, refutó este viernes un artículo periodístico que alega que el presidente estadounidense ordenó a su exabogado mentir al Congreso, asegurando que la información es “imprecisa”.

El sitio web BuzzFeed publicó el jueves por la noche que, según fuentes anónimas de las fuerzas de seguridad federales, Trump le había pedido a su excolaborador Michael Cohen que mintiera en una audiencia ante el Congreso en el 2017 sobre las negociaciones para construir una Torre Trump en Moscú durante la campaña presidencial del 2016.

“La descripción por BuzzFeed de declaraciones específicas a la Oficina del Fiscal Especial y la caracterización de documentos y testimonios obtenidos por esta oficina respecto al testimonio ante el Congreso de Michael Cohen son imprecisos”, dijo el vocero de Mueller, Peter Carr.

La investigación sobre la interferencia rusa en la elección del 2016 y el posible pacto entre la campaña de Trump y Moscú es objeto de artículos frecuentes. Pero es extremadamente raro, si no sin precedentes, que su oficina emita una declaración como esta.

La oposición demócrata estadounidense prometió este viernes investigar la nueva denuncia contra Trump.

"La acusación de que el presidente de Estados Unidos podría haber incitado a cometer perjurio ante nuestro comité para limitar la investigación y ocultar sus negocios empresariales con Rusia es una de las más graves hasta ahora", tuiteó el legislador Adam Schiff, que preside el Comité de Inteligencia en la Cámara de Representantes. "Haremos lo que sea necesario para determinar si es verdadero".

"Si este artículo sobre Trump que lleva al falso testimonio se confirma, habría cometido un delito grave y tendría que dimitir o ser destituido", estimó por su parte el senador demócrata Jeff Merkley.

Según BuzzFeed, Trump respaldó un plan de Cohen para visitar Rusia durante la campaña electoral con el fin de reunirse con el presidente Vladimir Putin y entablar así las negociaciones sobre la construcción de la torre en Moscú.

El viaje nunca se concretó y, durante la campaña, Trump negó una y otra vez estar negociando con Rusia.

Michael Cohen, que ha adoptado la costumbre de confirmar o desmentir en Twitter las informaciones de prensa que le conciernen, no ha reaccionado a estas acusaciones, y su abogado, Lanny Davis, ha hecho saber en un comunicado que no contestará a ninguna pregunta sobre el tema.

Donald Trump, por su parte, respondió lacónicamente en Twitter este viernes afirmando que Cohen "miente para reducir su pena de cárcel".

El abogado de Trump, Rudy Giuliani, también negó la información publicada por BuzzFeed en un comentario enviado a varios corresponsales de la Casa Blanca.

"Cualquier sugerencia, de cualquier fuente, de que el presidente aconsejó a Michael Cohen que mintiera es categóricamente falsa. Michael Cohen es un criminal condenado y un mentiroso", dijo Giuliani en una declaración citada por la reportera de The New York Times Maggie Haberman.

Está previsto que Cohen testifique el 7 de febrero ante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, sobre su trabajo con el presidente.

Si confirmara bajo juramento las revelaciones de BuzzFeed, sus acusaciones serían explosivas y abrirían la puerta a un posible procedimiento de destitución, aunque ese impeachment tendría que ser confirmado por una votación del Senado, que está controlado por los republicanos, el partido de Trump.

La presidencia del republicano está amenazada por la investigación del fiscal Mueller, que trata de averiguar si relaciones de negocios entre Trump y Moscú tuvieron una influencia en la campaña electoral estadounidense del 2016.

Cohen, que era la mano derecha del mandatario en la Organización Trump en Nueva York, se declaró culpable el año pasado de violar leyes de financiación de campaña al arreglar el pago a dos mujeres que aseguraban haber mantenido relaciones con Trump, para que guardaran silencio.

El letrado neoyorquino, de 52 años, implicó al presidente en ese delito y dijo que le había ordenado realizar los pagos del 2016, poco antes de las elecciones.

Cohen fue condenado a tres años de prisión por múltiples delitos, entre ellos evasión de impuestos y contribuciones ilegales de campaña. Su traslado a prisión fue postergado mientras ayuda en las investigaciones sobre la posible colusión del equipo de campaña de Trump con Rusia y sobre las finanzas del mandatario.