Agencia AFP. 7 febrero

Washington. Grupos de derechos humanos presionaron este jueves al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para que tome medidas sobre el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, en la víspera de una fecha límite establecida por el Congreso para castigar a los perpetradores.

Pero el Departamento de Estado pareció minimizar el plazo previsto por la ley, al afirmar solamente su voluntad de “continuar trabajando con el Congreso”, con el que comparte “la indignación”.

Manifestantes mostraron un retrato del periodista Jamal Khashoggi, el miércoles 10 de octubre del 2018, frente a la Embajada saudí en Washington. Foto: AP
Manifestantes mostraron un retrato del periodista Jamal Khashoggi, el miércoles 10 de octubre del 2018, frente a la Embajada saudí en Washington. Foto: AP

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, sostuvo el jueves conversaciones con el ministro de Relaciones Exteriores de Arabia Saudita, Adel al Jubeir.

Los dos líderes “coincidieron en la importancia de que Arabia Saudita prosiga con la investigación" de “manera transparente” para que “todas las personas implicadas rindan cuentas”, dijo el Departamento de Estado.

Khashoggi, un colaborador del The Washington Post que vivía en un exilio autoimpuesto en Virginia, fue asesinado y desmembrado cuando visitó el consulado del reino en Estambul, el 2 de octubre.

Un relator especial de la ONU dijo el jueves que el asesinato fue “planeado y perpetrado” por funcionarios saudíes.

En octubre, los líderes republicanos y demócratas del Comité de Relaciones Exteriores del Senado invocaron la Ley Magnitsky, que otorgó al gobierno de Trump 120 días -hasta el 8 de febrero- para determinar quién estaba detrás del asesinato de Khashoggi y describir las acciones en su contra.

La ley, dirigida contra los asesinatos extrajudiciales y la tortura, lleva el nombre de Serguéi Magnitsky, un contador anticorrupción que murió bajo la custodia de Rusia.

En una declaración conjunta el jueves, acompañada de una manifestación frente a la Casa Blanca, seis grupos de defensa, incluyendo a Human Rights Watch, Reporteros sin Fronteras y el Comité de Protección de Periodistas, instaron a Trump a presentar acciones sobre el asesinato de Khashoggi y liberar los registros de la CIA sobre su muerte.