Agencia AFP. 19 marzo

Washington. La Suprema Corte de Estados Unidos comenzará el miércoles a analizar el caso de un hombre negro que fue juzgado seis veces por el mismo crimen, que además insiste en que no cometió, en un proceso teñido por acusaciones de racismo.

La Corte Suprema de los EE. UU. examinará a partir de este 20 de marzo el caso de un hombre negro que fue juzgado seis veces por el mismo delito. Foto: AFP
La Corte Suprema de los EE. UU. examinará a partir de este 20 de marzo el caso de un hombre negro que fue juzgado seis veces por el mismo delito. Foto: AFP

El máximo tribunal no se pronunciará sobre la culpabilidad de Curtis Flowers, un hombre de 48 años que pasó casi la mitad de su vida en prisión, ni sobre los intentos por garantizar su condena.

En cambio, la corte estudiará si el fiscal a cargo del caso procuró deliberadamente que en el jurado no hubiera negros durante el juicio más reciente en 2010, en el que fue condenado a muerte.

“Curtis Flowers siempre fue juzgado por un jurado totalmente blanco o casi totalmente blanco, pese a que el lugar donde ocurrieron los asesinatos y donde vivió (tiene una población) 50% afroamericana”, dijo Madeleine Baran, una periodista que informó sobre el caso en su podcast “Into the Dark”.

Junto a un colega de radio de American Public Media, Baran pasó un año en Winona, Mississippi, donde comenzó el caso el 16 de julio de 1996 con el asesinato de cuatro personas en una mueblería.

Flowers trabajó brevemente en la tienda antes de que ocurriera el tiroteo y fue detenido en enero de 1997 después de que dos testigos dijeran haberlo visto cerca de la escena del crimen.

Desde entonces fue juzgado por asesinato en seis oportunidades -1997, 1999, 2004, 2007, 2008 y finalmente en 2010- y siempre mantuvo su inocencia.

La ley estadounidense prohíbe que un sospechoso sea juzgado dos veces por el mismo crimen, pero Flowers quedó en medio del calvario legal porque nunca fue absuelto.

En sus primeros tres juicios fue condenado, pero los veredictos fueron revocados por la Corte Suprema del estado por conducta indebida de la fiscalía por discriminar a jurados negros. Luego les siguieron otros dos juicios en los que no hubo acuerdo en el jurado.

Baran y sus colegas investigaron el caso y presentarán sus hallazgos ante la Corte Suprema en Washington, que se espera dé a conocer su decisión en junio.