Esteban Oviedo. 6 mayo
El presidente de la República, Carlos Alvarado, en su despacho. Fotografía: Jorge Castillo
El presidente de la República, Carlos Alvarado, en su despacho. Fotografía: Jorge Castillo

El presidente Carlos Alvarado asegura que el Magisterio Nacional está muy receptivo a las reformas que su gobierno impulsa para el sector educación.

Esta administración promueve, por ejemplo, la aplicación de una prueba de idoneidad para los docentes que quieran trabajar en el Ministerio de Educación Pública (MEP), con el fin de mejorar la calidad de los educadores.

Además, estableció que los nuevos docentes y directores que se especialicen en la enseñanza del Inglés deberán acreditar que tienen un nivel de C1, según la calificación de pruebas internacionales.

Esa medida es parte del plan para que, en el 2040, todos los estudiantes de colegio entiendan, conversen y escriban fluidamente el inglés.

El presidente Alvarado se mostró optimista al preguntársele la oposición gremial podría reducir el margen de maniobra para aprovechar los recursos públicos que se destinan al sector educativo, los cuales deben sumar un 8% del producto interno bruto (PIB), según la Constitución.

“Las oportunidades están. La pandemia, por ejemplo, dejó casi 50.000 educadores que están en las plataformas de capacitación, muchos de ellos no había tenido acceso; miles de estudiantes están en las plataformas virtuales educándose, que por eso debemos ampliar esa cobertura, por lo cual yo lo veo con mucha esperanza y siento al Magisterio y el sector educativo muy receptivos. Creo que el papel de la ministra de Educación (Guiselle Cruz) sabe lo que necesita y está luchando por la calidad”, afirmó el gobernante.

En criterio de Alvarado, las reformas educativas están avanzando, como en la parte del bilingüismo.

“Aumentó las capacitación (en Inglés) en la parte inicial de preescolar que es la crítica. Se viene avanzando con buen suceso. La ruta crítica y lo que hemos lanzado es que, para la Costa Rica del 204,0 toda persona que salga del sistema educativo debe ser bilingüe, que maneje el español y otra lengua. Esa es la meta y creo que se puede cumplir”.

“Se está empezando con esto de la capacitación de los docentes de preescolar, pero también tiene que con la reforma al Conesup (Consejo Nacional de Educación Superior) y se está trabajando en la forma de contratación del MEP y lo y la evaluación docente. Esa es parte de la mejora de la calidad de la educación.

“Eso no va a pasar de la noche a la mañana, pero si hay una ruta crítica que busca transformar la calidad educativa”, declaró.

De acuerdo al Mandatario se está empezando con la capacitación de los docentes de preescolar, pero también tiene que ver con la reforma al Conesup y las contrataciones en el MEP. Así como los requisitos para mejorar el personal y la evaluación de los docente.

El mandatario también busca que, por la crisis del coronavirus, el país tenga una nueva generación perdida como ocurrió en la crisis económica de los 80, cuando miles de estudiantes desertaron del sistema educativo.

“Eso es algo que a doña Guiselle (Cruz) a mí nos preocupa, nos desvela. Para no repetir lo de la década perdida,la clave es mantener el equilibrio, tenemos que mantener el Estado social de derecho y sus instituciones. No destruirlas, pero hacer que funcionen eficientemente".

"Costa Rica debe de dejar de hacer su solución mágica de endeudarse a futuro, como solución del presente y para eso se necesita crecimiento distribuido donde somos fuertes, que requiere gente talentosa”, enfatizó Alvarado.