AFP . 17 abril

Nueva York. Un candidato presidencial de Guatemala con pocas posibilidades de victoria, Mario Estrada, fue arrestado el miércoles en Miami y acusado ante un tribunal de Manhattan, de conspiración para traficar cocaína a Estados Unidos y posesión de armas, informó la fiscalía del distrito sur de Nueva York.

Estrada, de 58 años y exdiputado del Congreso (2000-2007), es candidato del partido Unión del Cambio Nacional (derecha), pero no aparece aún en los sondeos. Foto tomada de Twitter
Estrada, de 58 años y exdiputado del Congreso (2000-2007), es candidato del partido Unión del Cambio Nacional (derecha), pero no aparece aún en los sondeos. Foto tomada de Twitter

Estrada y Juan Pablo González Mayorga, un socio también detenido y acusado de los dos mismos delitos, “conspiraron para pedir dinero al cartel de Sinaloa para financiar un esquema corrupto para elegir a Estrada como presidente de Guatemala”, dijo el fiscal de Manhattan, Geoffrey Berman.

“A cambio, los dos prometieron supuestamente ayudar al cartel a usar puertos y aeropuertos guatemaltecos para exportar toneladas de cocaína a Estados Unidos”, si Estrada ganaba las elecciones, añadió.

Según la acusación, Estrada también ofreció posiciones de alto nivel en su eventual gobierno a miembros del cartel mexicano de Sinaloa para que pudieran traficar droga más fácilmente.

Berman señaló que González y Estrada, presidenciable para los comicios del 16 de junio, también fueron grabados coordinando el asesinato de rivales políticos. Ambos acusados identificaron blancos específicos por su nombre y acordaron suministrar a sicarios varias armas, incluidos rifles AK-47, para llevar a cabo los asesinatos.

Si son hallados culpables, se enfrentan a un mínimo de 10 años de cárcel y un máximo de cadena perpetua.

Estrada, de 58 años, exdiputado del Congreso (2000-2007), es candidato del partido Unión del Cambio Nacional (derecha), pero no aparece aún en los sondeos, que dan como favoritas a tres mujeres: la exprimera dama Sandra Torres, la exfiscal Thelma Aldana y Zury Ríos, hija del exdictador Efraín Ríos Montt.

La acusación indica que los dos hombres son investigados por la agencia antidroga estadounidense DEA desde diciembre de 2018 por sus nexos con el cartel de Sinaloa.

Varias conversaciones de ambos con integrantes del cartel que son informantes de la DEA fueron grabados en audio y video. En esas charlas, los dos piden millones de dólares del narcotráfico para apoyar la campaña electoral de Estrada.

Las autoridades guatemaltecas fueron informadas de los delitos, según la fiscalía.