AFP y AP. 2 marzo
Seguidores del precandidato Joe Biden asistieron a un mitin en la escuela secundaria Booker T. Washington, el 1.° de marzo del 2020, en Norfolk, Virginia.
Seguidores del precandidato Joe Biden asistieron a un mitin en la escuela secundaria Booker T. Washington, el 1.° de marzo del 2020, en Norfolk, Virginia.

Nueva York. Fortalecido por su amplia victoria en Carolina del Sur y el retiro sorpresivo de su joven rival moderado Pete Buttigieg, Joe Biden espera ahora emerger del supermartes como el único candidato capaz de detener a Bernie Sanders en las elecciones primarias demócratas para las presidenciales de noviembre en Estados Unidos.

Además, el exvicepresidente recibió este lunes el respaldo de la senadora Amy Klobuchar, quien se retirará de la carrera por la postulación partidaria, informaron medios estadounidenses.

Klobuchar, senadora por Minesota, es la segunda entre los precandidatos demócratas en abandonar la contienda en las últimas 24 horas, tras la salida de Pete Buttigieg.

Ella viajaba hacia Dallas para unirse a Biden en una concentración allí por la noche.

Las decisiones de Klobuchar y Buttigieg reflejan el deseo del sector demócrata moderado de cerrar filas detrás de Biden para contrarrestar a Sanders, quien es más liberal.

Pero antes de reducir la carrera demócrata a la Casa Blanca a un duelo de dos septuagenarios con posiciones muy encontradas, el vicepresidente de Barack Obama deberá tener en cuenta durante la masiva jornada electoral del martes a un tercer competidor: Mike Bloomberg, otro setentón.

El empresario neoyorquino, de 78 años, uno de los diez hombres más ricos del mundo, emplea una táctica inédita pues se saltó los cuatro primeros estados (Iowa, Nuevo Hampshire, Nevada y Carolina del Sur) que ya realizaron su votación.

Bloomberg, quien ya invirtió más de $500 millones en publicidad política -un récord-, juega a lo grande para su entrada en competencia el martes en los 14 estados que votarán en el llamado Super Tuesday.

Un marcado resultado negativo quebraría prácticamente su campaña antes de nacer y dejaría a Biden como el único moderado frente a Sanders, el autoproclamado “socialista demócrata” cuyas ideas izquierdistas inquietan a una parte de la clase política demócrata.

"La gente no quiere una revolución", dijo el domingo Biden, al día siguiente de su amplia victoria en Carolina del Sur, presentándose una vez más, empuñando su dilatada carrera política, como el candidato mejor posicionado para expulsar a Donald Trump de la Casa Blanca.

“El Super Tuesday es una cuestión de dinámica, y la dinámica está con nosotros”, insistió este lunes en CNN Kate Bedingfield, una de las responsables de su equipo de campaña.

Revanchista -"Los medios y los analistas nos habían enterrado"-, el exvicepresidente también reservó una lanza a Bloomberg, quien alguna vez militó en las filas republicanas antes de cambiar de bando. “El Partido Demócrata quiere un demócrata (...) no un exrepublicano”, expresó.

Buttigieg fuera de liza

Biden, que hacía campaña el lunes en Texas, espera también aprovechar en gran medida el retiro de Pete Buttigieg, quien profesaba las mismas ideas moderadas que él.

El mismo Trump hizo ese análisis el domingo: “Pete Buttigieg está fuera. Todos sus votos del Super Tuesday irán al somnoliento Joe Biden. Muy oportuno”, escribió el presidente en Twitter. “Los demócratas comienzan realmente a sacar a Bernie del juego”.

La votación clave del ‘supermartes’

Todavía no está claro quién será el candidato demócrata que retará al presidente Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre.

FUENTE: AGENCE FRANCE-PRESSE (AFP)    w. s. INFOGRAFÍA / LA NACIÓN.

Desconocido hace un año, “Mayor Pete”, exalcalde de una ciudad de Indiana, progresivamente se elevó a los principales escalafones de la carrera demócrata, hasta adjudicarse la victoria a inicios de febrero en la primera votación de las primarias, los caucus en Iowa.

Pero sus decepcionantes resultados en Nevada y Carolina del Sur echaron luz sobre su dificultad para atraer a los votantes negros e hispanos, y el treintañero homosexual declaró su retirada, en nombre de "unir" al partido para vencer a Trump el 3 de noviembre.

Según la firma Morning Consult, sus votos serían distribuidos por partes iguales entre Bernie Sanders, Joe Biden y Mike Bloomberg.

Sanders, favorito

En la víspera del “supermartes”, los sondeos de intención de voto son ampliamente favorables a Sanders. El senador lideraba en tres (California, Texas y Virginia) de los cuatro estados con la mayor cantidad de delegados para la convención que decidirá a finales de julio el nombre del candidato demócrata que competirá en la elección presidencial.

Solo Carolina del Norte marchaba a favor de Biden, quien está mejor posicionado a nivel general que Bloomberg.

Mike Bloomberg dirigió un mensaje ante el Comité de Asuntos Públicos Estadounidense-Israelí, este lunes 2 de marzo del 2020 en Washington.
Mike Bloomberg dirigió un mensaje ante el Comité de Asuntos Públicos Estadounidense-Israelí, este lunes 2 de marzo del 2020 en Washington.

El lunes, el multimillonario lanzó una nueva publicidad de campaña apuntando a sus rivales demócratas, sin mencionar a ninguno en particular.

“Ningún otro demócrata ha creado más de 450.000 puestos de trabajo”, arrancó el exalcalde de Nueva York. “Ningún otro demócrata ha resistido tanto al lobby de las armas. Ningún otro demócrata tiene mi historial en materia de lucha contra el calentamiento global. Ningún otro demócrata vencerá a Trump”.