AFP. 6 mayo
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, habló durante una ceremonia en el Palacio Presidencial, en Ankara, Turquía, el 6 de mayo de 2019. Foto: AP
El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, habló durante una ceremonia en el Palacio Presidencial, en Ankara, Turquía, el 6 de mayo de 2019. Foto: AP

Estambul. La Autoridad Electoral en Turquía ordenó el lunes la realización de una nueva elección municipal en Estambul, accediendo a una demanda del partido del presidente Recep Tayyip Erdogan, que protestó contra la victoria de la oposición en las elecciones de finales de marzo.

El alcalde de oposición cuya elección fue invalidada por este fallo, Ekrem Imamoglu, condenó la decisión del máximo órgano electoral y la calificó como una “traición”.

Esta decisión puede reforzar las acusaciones de una deriva autoritaria contra Erdogan, cuyo partido islámico y conservador, AKP, reclamaba repetir la votación al denunciar “irregularidades” que a su criterio empañaron la elección del 31 de marzo.

"Las elecciones en Estambul volverán a realizarse", celebró en Twitter el representante del AKP ante la autoridad electoral, Recep Ozel.

La decisión de anular la elección anterior y ordenar una nueva fue tomada en una reunión del órgano electoral YSK en Ankara para examinar un “recurso extraordinario” contra los resultados presentados por el AKP a mediados de abril, según indicó la agencia estatal Anadolu.

Medios locales adelantaron que el 23 de junio es la fecha en que posiblemente se realice la nueva votación.

En las elecciones del 31 de marzo, el candidato de varios partidos opositores, Ekrem Imamoglu, derrotó al del AKP, el ex primer ministro Binali Yildirim, con menos de 13.000 de ventaja, una diferencia ínfima en relación con la escala de la megalópolis turca.

El AKP de Erdogan también perdió la capital, Ankara, un desaire justificado principalmente por la tormenta económica que sacude al país, con la primera recesión en 10 años, una inflación de 20% y una moneda que se devalúa.

La incertidumbre entorno a los resultados municipales en Estambul se hizo sentir en la cotización de la lira turca que ha acumulado pérdidas estos últimos días para situarse el lunes por encima de las seis liras por un dólar.

Erdogan se negó a admitir la derrota en Estambul, controlada por el movimiento islamista desde hace 25 años, y denunció "irregularidades masivas". El AKP acusa especialmente a los responsables de los centros de voto de haber minimizado el número de votos obtenidos por su candidato.

El principal partido de la oposición, CHP (socialdemócrata), del cual Imamoglu es miembro, acusa a Erdogan de ser un "mal perdedor" y de querer mantenerse por todos los medios en Estambul, la capital económica y demográfica del país.

"Presentarse a las elecciones frente al AKP está autorizado, pero está prohibido ganar (...) ¡Es simplemente dictadura!", dijo en Twitter un copresidente del CHP, Onur Adigüzel, tambien diputado de ese partido en Estambul.

"No hay que desesperarse", indicó Imamoglu lundi el lunes en la noche en las redes sociales y afirmó que estaba esperando la declaración oficial del YSK para emitir una respuesta.

Partidarios del CHP se concentraron en el distrito de Beylikdüzü, bastion de Imamoglu en Estambul, mientras gritaban: “¡YSK, renuncien!” o “¡Tayyip, dictador!”.

La decisión de la YSK "es totalmente parcial", dijo Aynur, quien se acercó a expresar su insatisfacción. Sin embargo, espera que Imamoglu "emerja aún más fuerte" de la nueva votación.

Tras la decisión de YSK, el CHP convocó una reunión urgente de su administración en Estambul, aunque el partido hizo un llamado a sus partidarios a la "calma".

Presiones

En los últimos días, el AKP y Erdogan habían aumentado la presión sobre el ente electoral YSK, llamando a repetir la elección en Estambul para "aliviar la conciencia de nuestros conciudadanos".

"Mis conciudadanos me dicen: 'Mi presidente, debemos repetir esta elección'. (...) Vamos, pongámonos delante del pueblo y de aquello que dicte la voluntad popular, lo aceptaremos. Es tan simple como eso", declaró.

Imamoglu, que recibió su mandato como alcalde de Estambul el mes pasado, hizo un llamado al YSK a "tomar una decisión basándose en el derecho y la justicia".

La derrota en Estambul, capital económica de Turquía donde vive el 20% de la población del país, significó un revés electoral inédito para Erdogan, que fue alcalde de 1994 a 1998. Un mandato que le sirvió como trampolín para su ascenso en política.

El domingo la agencia Anadolu afirmó que las autoridades habían hallado lazos entre una “organización terrorista” y responsables de centros de votación que realizaron el recuento municipal en Estambul.