22 mayo, 2015
Los efectos de la sequía son evidentes en este canal de irrigación en una finca cerca de Stockton, California.
Los efectos de la sequía son evidentes en este canal de irrigación en una finca cerca de Stockton, California.

Sacramento, California

Agricultores de California con derechos de aguas que datan de la época de la fiebre del oro se preparan para las primeras medidas de conservación ordenadas por las autoridades en décadas, mientras una sequía record provocó algunos de los cortes más importantes en el estado con más producción agrícola del país.

Tras pedir a ciudades y pueblos que reduzcan su consumo de agua en un 25% y recortar el suministro a agricultores y otros, funcionarios estatales dijeron el miércoles que esta semana iniciarían cortes obligatorios para los tenedores de derechos de más antigüedad, históricamente exentos de este tipo de medidas.

Restricciones. Reguladores dijeron que los primeros cortes del viernes afectarán a los titulares de derechos de aguas centenarios en la cuenca del río San Joaquín, que discurre entre las montañas de Sierra Nevada a la bahía de San Francisco y es una de las principales fuentes de agua para granjas y comunidades.

Mientras tanto, una segunda categoría de tenedores de alto nivel — los agricultores cuyas tierras se encuentran a lo largo del delta de los ríos Sacramento y San Joaquín — hicieron un sorpresivo esfuerzo para evitar estas órdenes restrictivas.

Se ofrecieron a reducir voluntariamente su consumo de agua en un 25%. Funcionarios prometieron una decisión sobre su oferta el viernes, que afectaría a algunos de los derechos de aguas más blindados de California en su intento por avanzar en un estado bloqueado por una sequía record que dura ya cuatro años.

"Por mí, puedo asumir el 25%" , dijo Gino Celli, quien cultiva 5.000 acres de tomates, alfalfa y maíz en el delta. "Con cualquier cosa por encima de eso, hombre, estoy acabado" .

No está claro si la oferta de recortes voluntarios de los finqueros será suficiente para salvar los cursos de agua que se están secando en gran parte del estado, después de un invierno con lluvias por debajo de la media y nevadas históricamente escasas en Sierra Nevada.

Las órdenes de reducciones en el suministro se implementan por medio de un sistema de honor y denuncias. Solo se ha confirmado que una quinta parte de los titulares de derechos de aguas que dijeron que habían dejado de bombear agua de la cuenca de San Joaquín lo han hecho realmente, indicó el miércoles un funcionario de la Junta de Control de Recursos Hidráulicos .

.
.

Expertos agrícolas dicen que esperan un modesto impacto inmediato de los recortes de agua aplicados a los poseedores de derechos antiguos sobre los precios de los alimentos.

Las restricciones obligatorias programadas para el viernes serán las primeras que afectarán a los tenedores de derechos históricos en general desde la década de 1970 y la primera que se recuerda a aquellos cuyas tierras se asientan a lo largo del San Joaquín.

Etiquetado como: