AP. 18 julio
Joaquín 'el Chapo' Guzmán fue recluido en la prisión Supermax, conocido como la
Joaquín 'el Chapo' Guzmán fue recluido en la prisión Supermax, conocido como la "Alcatraz de las Rocallosas".

Nueva York. Solo horas después de ser sentenciado a cadena perpetua, el narcotraficante mexicano Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán fue llevado a la prisión con mayor seguridad en Estados Unidos para cumplir con su sentencia, dijo el jueves su abogado.

Tras la lectura de la sentencia el miércoles en un tribunal federal de Brooklyn, un helicóptero del Gobierno recogió rápidamente a Guzmán en la ciudad de Nueva York, afirmó el abogado Jeffrey Lichtman, a quien le informaron de que su cliente iba en camino a una instalación de máxima seguridad en Florence, Colorado.

En la mayoría de los casos, pasa un tiempo entre la lectura de sentencia de los acusados y la decisión de la Oficina de Prisiones sobre dónde estarán recluidos. En cuanto a Guzmán, el juez de distrito Brian Cogan acordó tras dictar su sentencia recomendar a la dependencia que permitiera que Guzmán permaneciera en una prisión federal de Manhattan dos meses para que sus abogados prepararan la apelación.

Ya quedó claro que, tras bambalinas, había un plan preparado “para sacarlo de la ciudad en cuanto fuera posible”, afirmó Lichtman.

Agentes carcelarios y fiscales no dieron detalles el jueves del paradero del condenado.

Desde que fue extraditado a Estados Unidos en el 2017 para ser procesado por cargos relacionados con narcotráfico, se han tomado medidas de seguridad extremas contra Guzmán.

Las autoridades están determinadas a evitar que se repitan las conocidas fugas de prisión que el Chapo realizó en México, entre ellas la del 2015, cuando lo hizo a través de un túnel de 1,6 kilómetros cavado hasta la ducha en su celda.

Guzmán estuvo recluido en confinamiento solitario en un ala de alta seguridad de la prisión de Manhattan que ha albergado a terroristas y mafiosos.

En la audiencia de sentencia denunció que bebía agua “no higiénica” todos los días, que no podía ver la luz del sol y que le dolían la garganta, los oídos y la cabeza. “Ha sido una tortura las 24 horas”, aseveró.

Para las audiencias preliminares en Brooklyn, las autoridades que transportaban a Guzmán desde y hacia la cárcel cerraban el puente de Brooklyn para que pasara una caravana policial que incluía un equipo SWAT y una ambulancia, todos seguidos por helicópteros. Una vez que comenzó su juicio, lo mantenían en los sótanos del tribunal en secreto durante la semana para que la logística fuera menos complicada.

Al parecer, la siguiente, y última, parada de Guzmán es una prisión conocida como el “Alcatraz de las Rocallosas”.

Otros personajes recluidos en esa cárcel son: el Unabomber Ted Kaczynksi, el atacante de la maratón de Boston Dzhokhar Tsarnaev, el conspirador del 11 de setiembre Zacaráas Moussaoui y el cómplice del ataque con bomba en Oklahoma City, Terry Nichols.