AFP. 11 septiembre
El comandante de la Guardia Nacional rusa, Viktor Zolotov, retó a duelo este martes al principal opositor del Kremlin, Alexéi Navalni, a quien amenazó además con hacerlo “puré”.
El comandante de la Guardia Nacional rusa, Viktor Zolotov, retó a duelo este martes al principal opositor del Kremlin, Alexéi Navalni, a quien amenazó además con hacerlo “puré”.

Ginebra. Venezuela recibió la llegada de Michelle Bachelet al frente del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y le prometió “colaborar plenamente” y denunciar la “xenofobia” contra sus ciudadanos que emigran a países latinoamericanos.

“Cuente el Consejo de Derechos Humanos, cuente la alta comisionada con toda la colaboración del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y del presidente Nicolás Maduro”, afirmó el canciller Jorge Arreaza en un discurso ante la 39.ª sesión regular del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

Esta es la primera sesión que preside Bachelet como alta comisionada de la ONU los derechos humanos desde que asumió su cargo el 1 de setiembre. La expresidente chilena fue nombrada por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Bachelet mantuvo un encuentro el lunes con Arreaza, quien, sin filtrar el contenido de la reunión, la calificó de "cordial y productiva".

Horas antes, Bachelet habló por primera vez ante el Consejo.

En su discurso enviado a los medios, indicó que desde la publicación del último informe en junio, el Alto Comisionado "continuó recibiendo información sobre violaciones de los derechos económicos y sociales, como los casos de muertes relacionadas con la malnutrición o las enfermedades que se pueden evitar, así como las violaciones de los derechos civiles y políticos".

El Gobierno de Venezuela “no ha dado muestras de apertura”, subrayó Bachelet.

Por su parte, Jorge Arreaza marcó un giro en la política de Venezuela ante este organismo y aseguró que Caracas pasaba “página”.

Aprovechó la ocasión para criticar al predecesor de Bachelet, el jordano Zeid Ra’ad al Husein, por sus informes “contra Venezuela”, y dijo que su país confiaba en que la nueva titular del cargo “respetando siempre su mandato, su independencia tendrá la voluntad (...) para comenzar una nueva etapa de cooperación”.

Zeid pidió en el 2017, en vano, una investigación internacional sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades venezolanas, estimando que podría tratarse de crímenes de lesa humanidad. Su oficina nunca recibió la autorización para viajar al país.

“Cuando dices que la ONU miente, no era la ONU, era el alto comisionado saliente. El señor Zeid con su informe, sin nunca haber venido a Venezuela, desde Panamá con llamadas telefónicas, una metodología ridícula, muy poco rigurosa, muy poco profesional, que emitía opiniones”, insistió Arreaza a la salida ante un grupo de periodistas.

Migración forzada

La crisis económica en Venezuela y la escasez de productos básicos y medicamentos obligó a más de un millón de venezolanos, según la ONU, a migrar a otros países latinoamericanos.

El “acoso” que sufre Venezuela, dijo Arreaza, ha “forzado campañas mediáticas, políticas, y los problemas de la economía han generado migración inducida, migración forzada”.

Venezuela promete colaborar con ONU sobre DD. HH.

Arreaza denunció la “xenofobia contra los venezolanos que han emigrado a algunos países de nuestra América”, lo que, según él, llevó al gobierno a abrir “un canal humanitario” para “facilitar el retorno de miles y miles de venezolanos”.

Desde el 2015, cuando empeoró la crisis en Venezuela disparando la hiperinflación, 1,6 millones de venezolanos emigraron, según la ONU, en su gran mayoría hacia otros países latinoamericanos.

En algunos casos, la llegada de venezolanos causa tensiones en los países vecinos, como en Brasil.

El canciller denunció así la “xenofobia contra los venezolanos” que emigraron y que son objeto de “explotación laboral, de explotación sexual, de tráfico de personas, de todo tipo de padecimientos”.

En una semana, dijo, el plan de Nicolás Maduro ‘Vuelta a la patria’ facilitó el regreso de “más de 4.000 (venezolanos) que han sido explotados (...) laboral como sexualmente”.

“No es una crisis migratoria, es una coyuntura, son venezolanos que se han ido por razones económicas, no por razones políticas”, insistió.

La Alta Comisionada de los derechos humanos en la ONU, Michelle Bachelet, da su discurso durante la 39ª sesión regular del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.
La Alta Comisionada de los derechos humanos en la ONU, Michelle Bachelet, da su discurso durante la 39ª sesión regular del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

En su discurso, comparó el "acoso" de Estados Unidos con la situación en Chile hace 45 años cuando se produjo el golpe de Estado contra el presidente Salvador Allende.

Denunció, además, las consecuencias económicas de las sanciones de Estados Unidos. Citó como ejemplo un banco suizo en el que los títulos del Estado perdieron un valor real de $265 millones entre el 2007 y el 2018, cuando según la Organización Panamericana de la Salud se necesitan “$120 millones para garantizar las vacunas de toda la población”.