AFP. 3 septiembre
La fiscala principal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda (primer plano), durante el juicio contra el yihadista Ahmad Al Faqi Al Mahdi por la destrucción del patrimonio cultural de Tumbuctú. Fue el 27 de setiembre del 2016 en La Haya. AFP
La fiscala principal de la Corte Penal Internacional (CPI), Fatou Bensouda (primer plano), durante el juicio contra el yihadista Ahmad Al Faqi Al Mahdi por la destrucción del patrimonio cultural de Tumbuctú. Fue el 27 de setiembre del 2016 en La Haya. AFP

Bruselas. La Unión Europea (UE) expresó el jueves su firme apoyo a la Corte Penal Internacional (CPI) tras el anuncio de sanciones estadounidenses contra la fiscala principal de ese tribunal, Fatou Bensouda, y anunció que defenderá a esa institución de cualquier tentativa de socavarla.

"Estamos del lado de la CPI y no nos sentimos felices de ver pasos que van en contra de las actividades" de ese tribunal, dijo a la prensa en Bruselas el vocero de la UE para asuntos exteriores, Peter Stano.

De acuerdo con el portavoz, la UE "se opone firmemente a todas las tentativas de socavar el sistema internacional de justicia penal, obstaculizando la acción de sus principales instituciones".

Stano añadió que en todo el mundo se registran “crímenes contra la humanidad, que siguen siendo cometidos”. “Es absolutamente necesario que se haga justicia a nivel internacional (...) La CPI es un actor clave para luchar contra la impunidad”.

La CPI decidió en marzo de autorizar la apertura de una investigación por crímenes de guerra y de lesa humanidad en Afganistán. También se han presentado denuncias de tortura contra la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

El miércoles, Washington anunció las sanciones contra Bensouda, al objetar que la investigación se centre en la presunta participación de soldados estadounidenses en esos crímenes de guerra en Afganistán.

“Cualquier persona o entidad que continúe asistiendo en forma material” a la fiscal en esas investigaciones “también estará sujeta a sanciones”, expresó el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, durante una conferencia de prensa.

“Hoy pasamos de las palabras a los hechos”, agregó Pompeo, “porque, lamentablemente, la CPI sigue apuntando a los estadounidenses”.

La CPI ya había deplorado en junio de este año "una serie de ataques sin precedentes" en su contra y subrayó la independencia de su trabajo.

El presidente de la Asamblea de los Estados Parte de la CPI, el juez surcoreano O-Gwon Kwon, reaccionó con firmeza al anuncio de las sanciones estadounidenses a Bensouda.

“Rechazo enérgicamente estas medidas inaceptables y sin precedentes contra una organización internacional basada en tratados”, señaló.