Organismos Internacionales

México confirma orden de arresto internacional contra empresario de aviación

Miguel Alemán Magnani desarrolló su mayor emprendimiento con la aerolínea Interjet, que empezó en 2005 como un operador de bajo costo pero fue virando a un modelo más tradicional

Ciudad de México. La Policía Internacional (Interpol) emitió una orden de arresto internacional contra el empresario mexicano Miguel Alemán Magnani, un accionista minoritario de la atribulada aerolínea Interjet, acusado de defraudación fiscal, confirmaron este martes autoridades mexicanas.

La llamada “ficha roja” fue otorgada hace dos semanas en atención a una solicitud de la Fiscalía General mexicana (FGR), que persigue al empresario por haber incumplido con el pago 66 millones de pesos (unos $3,3 millones) en impuesto sobre la renta, detalló una fuente judicial a la AFP.

La notificación de arresto internacional, formulada en base a una orden de aprehensión emitida el pasado 8 de julio por un juez de Ciudad de México, se replica en 192 países adheridos al sistema de Interpol, agregó.

Javier Mondragón, abogado del empresario, dijo el martes a la televisora local Milenio que su cliente se encuentra en Francia, adonde viajó desde febrero pasado para entrevistarse con potenciales inversionistas y permanece desde entonces.

Alemán Magnani, nieto del expresidente Miguel Alemán Valdés (1946–1952) e hijo de Miguel Alemán Velasco, exgobernador del estado de Veracruz (1998–2004) y otrora ejecutivo de la poderosa cadena Televisa, es heredero de un vasto legado de poder político y empresarial.

Tras desempeñar varios cargos ejecutivos en Televisa, Alemán Magnani desarrolló su mayor emprendimiento con la aerolínea Interjet, que empezó en 2005 como un operador de bajo costo pero fue virando a un modelo más tradicional.

La compañía, que operaba rutas en México, Sudamérica y Norteamericana, resultó gravemente afectada por la pandemia de covid–19, lo que la llevó a declararse en bancarrota en abril pasado para poder reestructurar una pesada deuda que se estima en $1.250 millones.

En diciembre pasado, el empresario mexicano Alejandro del Valle compró poco más del 90% de las acciones, dejando a la familia Alemán con solo 10% de la propiedad.