Por: AFP.   4 septiembre
Ciudadanos se congregaron el sábado 1.° de setiembre del 2018, en la plaza de la Constitución, en Ciudad de Guatemala, para expresar apoyo a la Cicig y al comisionado Iván Velásquez.

Ciudad de Guatemala. El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, ordenó prohibir el ingreso al país del jefe de una comisión antimafias de la ONU, el colombiano Iván Velásquez, cuatro días después de anunciar que no renovará el mandato de la misión.

"En consenso, el Consejo de Seguridad Nacional recomendó al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, prohibir el ingreso a territorio nacional del señor Iván Velásquez por considerarlo una persona que atenta contra el orden y la seguridad pública", indicó el gobierno guatemalteco en un comunicado. Velásquez se encuentra en Estados Unidos, a donde viajó el lunes para sostener reuniones en Washington y Nueva York, confirmó el vocero de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

A un año de su vencimiento, el gobernante anunció que no renovaría el mandato de este organismo de Naciones Unidas que en colaboración con la fiscalía ha señalado redes de corrupción que involucran a políticos locales.

El documento oficial afirmó que el exmagistrado colombiano afecta la “gobernabilidad, institucionalidad, justicia y la paz en el país”.

El viernes pasado, el gobernante, rodeado de militares y policías, sorprendió a la población al anunciar que no renovará el mandato de la Cicig, que lo investiga por supuesto financiamiento ilícito en los comicios del 2015, cuando fue elegido.

Durante la campaña, Morales prometió que ampliaría hasta el 2021 la vigencia de la Cicig, que debe renovar su mandato cada dos años.

La nota precisó que el mandatario ya comunicó al secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, la decisión de impedir el regreso de Velásquez a Guatemala.

Asimismo, le solicitó a Guterres que designe al sustituto del colombiano para completar el mandato de la Cicig, que vence en el 2019.

La nota oficial destacó que desde agosto del año pasado el Gobierno guatemalteco promovió en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) un diálogo para buscar una solución por las preocupaciones que tenía sobre la actuación de Velásquez al frente de la Cicig.

Iván Velásquez, jefe de la Cicig, durante una una conferencia de prensa en la Fiscalía General en Ciudad de Guatemala, el 25 de enero de 2018.

“Transcurrido un año de iniciada la discusión, por medio de comunicaciones diplomáticas y agotados varios encuentros entre el Estado de Guatemala y la ONU, las circunstancias señaladas persisten”, sostuvo.

No obstante, el Gobierno guatemalteco aseguró que será respetuoso del plazo del mandato de la Cicig, que termina el 3 de setiembre del próximo año.

En estos 12 meses, la Cicig podrá “transferir sus competencias bajo una metodología ordenada, objetiva y transparente”, agregó el comunicado.