Organismos Internacionales

FBI afirma haber desbaratado ataque terrorista previsto para el 4 de julio

Sospechoso dijo a un agente encubierto que pretendía hacer estallar automóvil con explosivos durante festividades por Independencia

Washington. El FBI informó este lunes del arresto de un hombre simpatizante de la agrupación terrorista al-Qaeda que planeaba un atentado con explosivos en Cleveland, Ohio, para las fiestas del 4 de julio.

Demetrius Nathaniel Pitts, quien también utilizaba el nombre Abdur Raheem Rafeeq, habría dicho a un agente encubierto de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que pretendía hacer estallar un automóvil cargado de explosivos durante las festividades públicas por la Independencia estadounidense.“

Su deseo era matar personal militar y sus familias”, dijo el agente del FBI Steve Anthony, responsable del caso.

Funcionarios del FBI y del Departamento de Justicia informaron de que Pitts, un ciudadano estadounidense con “un largo historial criminal”, fue detenido después de discutir formas de llevar adelante el atentado sin saber que su interlocutor era un policía.

De acuerdo con Anthony, los agentes ya habían vigilado a Pitts “durante meses”, desde que expuso en redes sociales comentarios favorables a la red al-Qaeda y mostró “intenciones agresivas” contra las Fuerzas Armadas estadounidenses.

En uno de esos mensajes, Pitts había sugerido a los musulmanes entrenarse en combate mano a mano, así como en el uso de armas y explosivos.

“Sus mensajes en Facebook son perturbadores”, expresó Anthony.

Según su testimonio, Pitts estaba concentrado en definir el mejor lugar para su atentado, y había expresado dudas sobre si tenía las habilidades necesarias para construir o conseguir explosivos.

Plan para atentar

La idea de Pitts, dijeron los agentes, era utilizar uno o más automóviles cargados de explosivos y manipulados por control remoto contra alguno de los desfiles del 4 de julio, y también habló de la posibilidad de un atentado en “larga escala” contra la catedral de católica de Cleveland.

Según los agentes, Pitts portaba un arma y sus antecedentes criminales incluyen agresiones físicas, asalto y violencia doméstica.

El FBI tenía a Pitts bajo estrecha vigilancia después de que este había manifestado su interés en contactarse con algún “hermano” perteneciente a al-Qaeda.

En junio de este año, Pitts finalmente logró hacer su contacto con una persona que creía pertenecer a alguna red operativa de al-Qaeda, aunque se trataba de un agente encubierto.

“Estoy tratando de imaginarme algo que los sacuda el 4 de julio. ¿Qué los golpearía a fondo? Hacer estallar una bomba en los desfiles del 4 de julio”, habría dicho Pitts al policía encubierto.

El domingo, Pitts mantuvo otro encuentro con el mismo “hermano”, y “nuevamente, por su propia voluntad, expresó su lealtad a la red al-Qaeda y su deseo de participar en un ataque terrorista el 4 de julio”, indicó Anthony.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que por el momento no está claro si Pitts tenía una red de apoyo en el país.

Contra él se presentarán cargos de intento de dar apoyo material a un grupo designado por Estados Unidos como “terrorista”.