AFP . 27 marzo
En esta foto de archivo del 4 de julio del 2017, el presidente de Interpol, Meng Hongwei, camina hacia el escenario para pronunciar su discurso de apertura en el Congreso Mundial de Interpol en Singapur. El miércoles 27 de marzo de 2019, China expulsó al exjefe de Interpol Meng de la oficina pública y al gobernante Partido Comunista mientras espera el juicio por cargos de corrupción. Foto: AP
En esta foto de archivo del 4 de julio del 2017, el presidente de Interpol, Meng Hongwei, camina hacia el escenario para pronunciar su discurso de apertura en el Congreso Mundial de Interpol en Singapur. El miércoles 27 de marzo de 2019, China expulsó al exjefe de Interpol Meng de la oficina pública y al gobernante Partido Comunista mientras espera el juicio por cargos de corrupción. Foto: AP

Pekín. China expulsó del Partido Comunista al expresidente de Interpol, Meng Hongwei, anunció este miércoles la Comisión Central de Inspección Disciplinaria de la formación gobernante.

Meng desapareció el año pasado durante una visita a China.

Los servicios disciplinarios del partido comunicaron que queda excluido del PCC y de cualquier cargo público. Hasta ahora seguía formalmente como viceministro de Seguridad Pública pese a estar siendo investigado.

“Meng Hongwei no respetó los principios del partido (...), no divulgó información personal como tenía que haber hecho y se negó a aplicar las decisiones del comité central del partido”, declaró la Comisión de Inspección en un comunicado.

La expresión "violación de las reglas disciplinarias" suele hacer referencia a hechos de corrupción.

Meng “aceptó sobornos y es sospechoso de haber violado la ley”, anunció en octubre el Ministerio de Seguridad Pública sin dar más detalles.

A finales de setiembre la esposa de Meng denunció la “desaparición” a la Policía en Francia, donde está radicada la organización.

Meng, nombrado a finales del 2016 al frente de la Policía Internacional (Interpol), engrosa la larga lista de altos cargos chinos caídos por la campaña anticorrupción lanzada por el presidente Xi Jinping desde su llegada al poder en el 2012.

Las voces críticas sospechan que el presidente chino usa esta campaña para eliminar a los opositores internos.

La comisión de inspección del PCC acostumbra a transmitir sus investigaciones a la justicia.

La semana pasada Grace Meng escribió al presidente francés Emmanuel Macron para pedirle que abordara el tema con su homólogo chino Xi Jinping esta semana durante la visita a Francia de este último.