El Mundo

Motines acorralan a presidente burkinés

Uagadugú. AFP. El presidente de Burkina Faso, Blaise Campaoré, acorralado por protestas sociales cada vez más importantes, intenta retomar el control con un toque de queda y el nombramiento de nuevos jefes militares.

Los motines de militares comenzaron el jueves en la capital Uagadugú y se propagaron el sábado por la noche a Pô , al sur del país.

“Los disparos continúan y se han intensificado. Los militares están actualmente en la ciudad, algunos a pie, otros en moto”, contó un habitante de la ciudad.

Hasta ayer, se desconocían los motivos de este motín militar en Pô. Ninguna fuente militar pudo ser contactada en esta ciudad, situada 143 kilómetros al sur de Uagadugú.