20 abril, 2008

Bogotá. (DPA). Varios mensajes hallados en los archivos de la computadora perteneciente a alias "Raúl Reyes", el jefe de la guerrilla de las FARC abatido el pasado 1 de marzo, se refieren a los atentados fallidos cometidos por ese grupo rebelde contra el presidente de Colombia, μlvaro Uribe, informa hoy la prensa local.

Uno de los correos electrónicos está fechado el 15 de abril de 2002 y se refiere a un ataque perpetrado el día anterior en la ciudad de Barranquilla contra Uribe, quien en ese momento era candidato presidencial.

"Fallamos en un nuevo intento en Barranquilla. Lo único que logramos fue asustarlo seriamente y asustar también a las campañas", señala el mensaje en referencia a una carga de explosivos que fue activada al paso de la caravana del hoy presidente.

Según la edición en Internet del diario "El Tiempo", el mensaje corresponde a un cruce de correos entre alias "Iván Márquez", uno de los principales jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y un hombre identificado solamente como "Nariño", quien murió de una enfermedad en septiembre de 2003.

Poco después de ese mensaje, el 22 de abril de 2002, otro correo enviado a la cúpula de mando del grupo agrega detalles de la acción en la cual el entonces candidato presidencial resultó ileso.

"La carga dirigida contra Uribe era de 12 arrobas de explosivo, dispuestas en tres cilindros. No hubo fallas técnicas ni humanas. La carga explotó a cinco metros del vehículo, pero la onda fue parcialmente interferida por un bus urbano que se atravesó en el momento", señala el mensaje.

Según la información encontrada en la computadora, ese mismo día las FARC intentarían atacar a Uribe mediante la activación de explosivos durante una rueda de prensa en caso de fallar el primer atentado.

"También lo estábamos esperando en la sede donde tenía programada una rueda de prensa. Allí teníamos una grabadora rellena de tritonal y metralla con cianuro, la cual debía explotar cinco minutos después de presionado el play. (Pero) Con el bombazo el tipo regresó intempestivamente a Bogotá", señala el documento.

Las FARC lanzaron varios cohetes contra la Casa de Nariño (sede de gobierno) durante la primera posesión de Uribe como jefe de Estado, el 7 de agosto de 2002, varios de los cuales impactaron la edificación y produjeron escenas de pánico.

Sin embargo, otros proyectiles se desviaron y cayeron en un barrio marginal ubicado a corta distancia del palacio, donde murieron 27 personas y 13 resultaron heridas.

Uno de los primeros ataques de las FARC contra la familia Uribe ocurrió en 1983, cuando el padre del actual mandatario, el ganadero Alberto Uribe, fue asesinado en un intento de secuestro, en tanto que uno de sus hijos, Santiago, resultó herido.

"Reyes" fue abatido con una veintena de rebeldes en un bombardeo de aviones colombianos en territorio ecuatoriano, tras lo cual Quito rompió relaciones con Bogotá.