El ataque apuntó el jueves por la noche a un campamento shebab en Garbarahey, en la región de Gedo, situada a unos 600 km al noroeste de la capital de Somalia, Mogadiscio, y cerca de la frontera entre Kenia y Etiopía

 10 enero, 2014
Un miembro del grupo al-Shebab, en una imagen de febrero del 2013.
Un miembro del grupo al-Shebab, en una imagen de febrero del 2013.

Kenia afirmó este viernes haber matado a por lo menos 30 insurgentes shebab, entre ellos a algunos de los jefes de este movimiento islamista, en un ataque aéreo contra un campo de entrenamiento en Somalia.

El ataque apuntó el jueves por la noche a un campamento shebab en Garbarahey, en la región de Gedo, situada a unos 600 km al noroeste de la capital de Somalia, Mogadiscio, y cerca de la frontera entre Kenia y Etiopía, explicó el ejército keniano.

"Los cazabombarderos de las fuerzas de defensa kenianas atacaron un campamento de los shebab en el que se celebraba una reunión", declaró un oficial del ejército keniano.

"Más de 30 insurgentes shebab murieron, incluidos los comandantes de alto nivel", añadió.

Según fuentes militares, decenas de insurgentes resultaron heridos.

Kenia lucha contra los shebab somalíes vinculados a Al Qaida desde octubre de 2011, cuando intervino militarmente en Somalia. Más tarde pasó a integrar la fuerza de la Unión Africana desplegada en el país.

El presidente keniano Uhuru Kenyatta se comprometió a mantener la presencia militar de su país en Somalia a pesar de los ataques de los shebab contra su propio territorio. El más sangriento de ellos tuvo como blanco el centro comercial Westgate de Nairobi, en septiembre pasado.

Etiquetado como: