El Mundo

Irene castiga a Bahamas y avanza hacia EE. UU.

Fenómeno tiene vientos de 195 km/h y mantiene la categoría tres

Freeport, Bahamas. AFP. El huracán Irene se intensificó a su paso por Bahamas con vientos de 195 km/h y se mantiene en la categoría tres, mientras avanza hacia el sureste de Estados Unidos con pronóstico de fortalecerse más, indicó el Centro Nacional de Huracanes (NCH).

Alimentando su fuerza con las aguas calientes del Caribe, Irene, el primer meteoro de la temporada 2011 de ciclones en el Atlántico, se espera que llegue a categoría cuatro hoy con vientos de 217 km/h a su paso por las islas Bahamas, anunciaron los meteorólogos.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, declaró que por el momento Irene es un huracán categoría tres de los cinco niveles de la escala Saffir-Simpson, poco antes de que el ciclón alcanzara el sureste de las islas Bahamas con vientos máximos sostenidos que pasaron en las últimas tres horas de 185 km/h a 195 km/h.

El huracán se encontraba a 405 kilómetros al sureste de Nasáu, puntualizó el NHC.

“Irene es un poco más fuerte y su núcleo está sobre la isla Crooked”, del archipiélago de las Bahamas, detalló el NHC.

Ayer “el núcleo de Irene recorrió el sureste y centro de Bahamas cerca de la noche y sobre el noroeste de Bahamas hoy”.

Se espera que el huracán se dirija hacia la costa este de Estados Unidos el sábado con posibilidades de que toque tierra en Carolina del Norte y Carolina del Sur. Pero si se mantiene sobre el agua podría avanzar hasta Long Island, en Nueva York, y partes de Nueva Inglaterra, al norte de la costa este del país, normalmente ajena a este tipo de fenómenos.

Las autoridades empezaron a evacuar turistas desde el popular balneario Outer Banks, en Carolina del Norte, y emitieron órdenes de evacuación obligatoria en las islas Ocracoke y Hatteras, muy populares entre los veraneantes del sureste del país.

Craig Fugate, directivo de la Oficina Federal para el Manejo de Emergencias, manifestó que personal especializado estaba preparado para atender el posible impacto en los estados de Carolina del Norte y del Sur y en Nueva Inglaterra.

En el Caribe. El huracán Irene estremecía las Bahamas, luego de haber golpeado el archipiélago británico de Turcos y Caicos.

En la isla Providencial (Turcos y Caicos) el aeropuerto, los bancos y los supermercados permanecían cerrados, y el huracán provocó daños en las líneas eléctricas y dejó las calles llenas de escombros.

En República Dominicana, una persona desapareció y más de 30.000 fueron evacuadas durante el paso del huracán a lo largo de la costa norte de la isla La Española, compartida con Haití, durante la noche del lunes al martes, informaron las autoridades locales.

El huracán no azotó la mayor parte de Haití, aunque se produjeron algunos deslizamientos de tierra sobre la costa norte del país.

El pasaje de Irene en la tarde del lunes sobre Puerto Rico dejó una mujer muerta que fue arrastrada en su automóvil por las aguas mientras intentaba atravesar un puente sobre un río crecido, según las autoridades.

El huracán provocó además inundaciones, caída de árboles y cortes de energía eléctrica que afectaron a cerca de un millón de personas en esa isla.