AFP . 27 marzo
Lori Loughlin fue acusada por sobornar a las universidades para que sus hijas estudiaran allí. Foto: AP/Archivo
Lori Loughlin fue acusada por sobornar a las universidades para que sus hijas estudiaran allí. Foto: AP/Archivo

Nueva York. La universidad de Yale expulsó a una estudiante que había sido admitida gracias a que sus padres pagaron más de $1 millón en sobornos, en la primera medida de este tipo desde que estalló, a principios de mes, un escándalo sobre la admisión a escuelas en Estados Unidos.

Hasta ahora, cerca de 50 personas han sido acusadas de una estafa para ayudar a hijos de la élite estadounidense a ingresar a escuelas del más alto nivel de Estados Unidos.

Entre ellos estás entrenadores deportivos que proporcionaron falsas recomendaciones, administradores universitarios que manipularon las pruebas determinantes para la admisión y 33 padres acusados de pagar los sobornos que en total suman $6,5 millones para garantizar la admisión de sus hijos.

En un comunicado publicado el martes en su página de Internet, Yale dice que a mediados de noviembre supo por primera vez del fraude, cuando la oficina en Boston del fiscal general le pidió información sobre el entrenador de fútbol femenino, Rudy Meredith.

De acuerdo con la universidad, Meredith, quien se fue de Yale poco antes de que las autoridades solicitaran la información, proporcionó recomendación de atletismo fraudulentas para "solo dos solicitudes".

Una de estas dos solicitantes fue aceptada en Yale en enero del 2018, después de que sus padres pagaron $1,2 millones en sobornos, según la hoja de cargos contra Meredith.

El entrenador también recibió $400.000 de un intermediario que organizó el acuerdo, aunque no está claro si la familia de la estudiante contribuyó a esa suma y con cuánto.

“Yale investigó las acusaciones y fue rescindida la admisión de la estudiante que recibió el aval fraudulento”, afirma la institución en el comunicado.

La universidad manifestó que la ley de confidencialidad y la política de Yale impiden dar a conocer el nombre de los estudiantes que fueron identificados indirectamente como “Solicitante 1” y “Solicitante 2”.

Yale agregó que esto llevó a la universidad a hacer una revisión para saber si hay más involucrados y que contratará asesores externos que recomienden medidas que prevengan contra los esfuerzos para hacer fraude en los procesos de admisión futuros.

Meredith comparecerá ete jueves ante la corte federal en Boston, donde enfrenta dos cargos por fraude.

Los entrenadores deportivos de otras escuelas privadas y públicas altamente calificadas como la Universidad de California en Los Angeles UCLA y Georgetown han estado implicadas en el escándalo.

El escándalo ha golpeado a celebridades incluidas las actrices Felicity Huffman y Lori Loughlin, igual que altos ejecutivos de empresas, arrojando luz sobre el súper competitivo proceso de admisión universitaria en Estados Unidos, en el que los que tienen dinero cuentan con una enorme ventaja.