AP y AFP.   26 febrero
Los empleados del aeropuerto de São Paulo usan mascarillas como precaución contra la propagación del nuevo coronavirus, en Brasil, el miércoles 26 de febrero del 2020. Foto: AP

Río de Janeiro. El Ministerio de Salud de Brasil informó este miércoles en conferencia de prensa que un brasileño de 61 años que viajó a Italia este mes es el primer caso confirmado del nuevo coronavirus en Latinoamérica.

El hombre, que contrajo la enfermedad en Europa, estuvo dos semanas en Lombardía, en el norte de Italia, en un viaje de trabajo.

Las autoridades ya habían informado el martes por la noche que una primera prueba de laboratorio había dado positivo, pero esperaban la contraprueba para considerarlo confirmado.

“Vamos a ver cómo se va a comportar el virus en el hemisferio sur, en la situación de un país tropical, en pleno verano. Es un virus nuevo”, dijo el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta.

Ver más!

Pese a que desde el comienzo del brote en China se registraron en Brasil y en la región decenas de casos sospechosos, todos habían sido descartados.

Mandetta definió a la enfermedad como una “gripe que se comporta de manera más agresiva”.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria trabaja en un mapeo de todos los contactos que tuvo el hombre con otras personas, tanto en el hospital y en su domicilio como en el avión que lo trajo de regreso a Brasil.

Según el Ministerio de Salud, el empresario que vive en São Paulo comenzó a mostrar síntomas compatibles con la enfermedad como tos seca, dolor de garganta y gripe el 23 de febrero, dos días después de su regreso a Brasil.

Ver más!

“El paciente se encuentra bien y en aislamiento domiciliario", señaló el Ministerio.

Lombardía, el lugar donde habría contraído el virus, es el epicentro del brote en Italia, donde se registraron hasta el momento más que 200 casos confirmados y algunos muertos.

Ante la sospecha de enfermedad, el Instituto Albert Einstein de São Paulo, donde el hombre recibió atención médica, realizó pruebas respiratorias que finalmente fueron positivas. El Instituto Adolfo Lutz realizó la contraprueba que dio por confirmada la presencia del virus.

São Paulo es la capital económica de América Latina, tiene 12,2 millones de habitantes y se encuentra en plenas fiestas de carnaval, las cuales dan lugar a enormes concentraciones callejeras.

Debido a la propagación de casos de coronavirus en el mundo, como medida preventiva Brasil había ampliado el lunes los criterios para el análisis de casos sospechosos.

El Ministerio de Salud había determinado que ciudadanos que presenten fiebre y síntomas gripales provenientes de Italia y de otros ocho países debían ser considerados sospechosos de haber contraído el coronavirus causante del Covid-19.

Los pasajeros, que usan máscaras como medida de precaución para evitar contraer el virus Covid-19, viajan en el aeropuerto internacional de Guarulhos, São Paulo, Brasil, el 26 de febrero del 2020. Foto: AFP

En esa lista ya estaban, además de China, Japón, Singapur, Corea del Sur, Corea del Norte, Tailandia, Vietnam y Camboya. En todos los casos, se trata de países en los que la Organización Mundial de la Salud detectó al menos cinco casos de transmisión de la enfermedad.

Evitar el pánico

El gobierno brasileño instó a evitar el pánico, limitándose a pedir a la población “evitar aglomeraciones innecesarias”, pero descartó medidas de aislamiento en el país suramericano.

Mandetta explicó que no se decretará un cierre de fronteras y que las medidas previas para todos los viajeros no son productivas. "La regla continúa siendo que si tiene síntomas, no viaje, y si viajó informe a las autoridades al llegar", dijo.

"No existen fronteras, es otra gripe que la humanidad tendrá que enfrentar", comentó el ministro, quien destacó que la tasa de mortalidad es inferior a 3% de los casos confirmados.

Brasil tiene frontera con todos los países de Suramérica, exceptuando Chile y Ecuador.

El aeropuerto internacional de Guarulhos, en São Paulo, vivía escenas de tranquilidad la mañana de este miércoles. Algunos empleados usaban máscaras, aunque no era visible ningún operativo especial en este terminal, el principal del país.

La Bolsa de São Paulo se derrumbaba casi un 7% a media tarde del miércoles, en su primera sesión después de dos días de feriado de carnaval, durante el cual la epidemia del nuevo coronavirus derrumbó los mercados mundiales y llegó a Brasil.

El real tocaba por su lado un mínimo histórico frente al dólar, que se cotizaba a 4,421 reales, frente a 4,394 al cierre de los mercados el viernes.

La epidemia empezó por otro lado a afectar a la industria de productos electrónicos, altamente dependiente de la compra de insumos del país asiático.

Ver más!