Agencia AFP, Agencia AP. 13 octubre
Los tapices del arzobispo católico Oscar Romero, a la izquierda, y el papa Pablo VI cuelgan de un balcón de la fachada de la Basílica de San Pedro en el Vaticano, el sábado 13 de octubre de 2018. AP
Los tapices del arzobispo católico Oscar Romero, a la izquierda, y el papa Pablo VI cuelgan de un balcón de la fachada de la Basílica de San Pedro en el Vaticano, el sábado 13 de octubre de 2018. AP

San Salvador. Centenares de feligreses locales y centroamericanos comenzaron a concentrarse este sábado en San Salvador para celebrar la canonización de monseñor Óscar Arnulfo Romero, que tendrá lugar el domingo en Roma.

La ceremonia se llevará a cabo en la plaza de San Pedro, en el Vaticano, a las 10 a. m. (dos de la madrugada en Costa Rica).

El desfile de peregrinos, muchos de ellos con flores, retratos y camisetas con la estampa de Romero, comenzó frente a la tumba del religioso ubicada en la cripta de la céntrica catedral de San Salvador y en el hospital La Divina Providencia, en el sector norte de la ciudad.

La noche de este sábado se realizarán vigilias en todos las iglesias del país salvadoreño para que los fieles puedan seguir la ceremonia de canonización. AFP
La noche de este sábado se realizarán vigilias en todos las iglesias del país salvadoreño para que los fieles puedan seguir la ceremonia de canonización. AFP

“Llegamos aquí para honrar la memoria de monseñor Romero, él llevó su fe al límite de dar su vida por lo que consideraba justo”, afirma Francisco Navarro, un hondureño de 51 años, que junto a 30 de sus paisanos llegó hasta la capilla La Divina Providencia, donde el 24 de marzo de 1980 Romero fue abatido por un francotirador contratado por la ultraderecha.

Desde el departamento guatemalteco de Petén, una comunidad de indígenas católicos vistiendo coloridos trajes se presentó también en la capilla, allí se arrodillaron frente al altar donde cayó sin vida el venerado pastor.

Los feligreses realizaron camisetas con la estampa del nuevo santo. AFP
Los feligreses realizaron camisetas con la estampa del nuevo santo. AFP

“Es un momento muy impactante para la iglesia, hoy recibimos la canonización con alegría porque corona la defensa de los pobres”, declaró a la AFP América Caal, de 50 años, quien pertenece a la Congregación de Las Hermanas de Asunción.

El presidente Salvador Sánchez Cerén, quien se encuentra en Roma para los actos de canonización, dijo por medio de un comunicado en la prensa que “se une al júbilo” de los salvadoreños, por el “acontecimiento histórico que nos llena de esperanza y felicidad”.

La noche de este sábado se realizarán vigilias en todos las iglesias del país salvadoreño para que, en horas de la madrugada, los fieles puedan seguir en pantallas gigantes la ceremonia de canonización que la televisión local realizará desde Roma.

Siete santos

Este domingo el papa Francisco canonizará al arzobispo salvadoreño Óscar Arnulfo Romero, emblema de una Iglesia comprometida con los pobres, así como al pontífice italiano Pablo VI y a otras cinco personas. El acto religioso está diseñado para mostrar que la santidad se puede alcanzar en todos los ámbitos de la vida.

La actividad contará con la presencia de miles de religiosos, autoridades de los dos continentes y de más de 7.000 salvadoreños que viajaron para presenciar la canonización de Romero, asesinado en 1980 por un disparo en el corazón mientras oficiaba una misa.

El arzobispo sufrió la persecución de una ultraderecha que no le perdonó su mensaje en defensa de los derechos humanos. Con la investigación se determinó que el francotirador que condenó a muerte a Romero recibió una paga de $400.

El Papa Francisco, el 14 de octubre de 2018 en el Vaticano, ascenderá a la santidad del Arzobispo salvadoreño Oscar Romero, asesinado en 1980 por un escuadrón de la muerte de derecha cuando dijo misa. AFP
El Papa Francisco, el 14 de octubre de 2018 en el Vaticano, ascenderá a la santidad del Arzobispo salvadoreño Oscar Romero, asesinado en 1980 por un escuadrón de la muerte de derecha cuando dijo misa. AFP
Un tema personal para el papa

El papa Francisco anhelaba declarar santo al arzobispo Óscar Arnulfo Romero, convencido de que fue un verdadero mártir de la fe y de que ofreció su vida voluntariamente con su defensa a los pobres de El Salvador y su denuncia de la violencia de la dictadura militar.

Para rendirle homenaje, Francisco usará el cíngulo con sangre que pertenecía a monseñor Romero durante la ceremonia. El papa argentino también pidió usar la vestimenta litúrgica que Romero llevaba en la cintura el día de su asesinato.

El cíngulo o cordón está manchado con la sangre del nuevo santo latinoamericano, emblema de una iglesia comprometida con los pobres y defensora de los derechos humanos.

Además, el pontífice usará la casulla que perteneció al papa Pablo VI.

Una estatua del arzobispo salvadoreño martirizado Óscar Romero, se representa después de su presentación en Roma el 13 de octubre de 2018. AFP
Una estatua del arzobispo salvadoreño martirizado Óscar Romero, se representa después de su presentación en Roma el 13 de octubre de 2018. AFP

Con esos gestos el papa argentino quiere “mostrar su cercanía a los dos nuevos santos”, explicó la misma fuente.

Por otro lado, el presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén y la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, inauguraron este sábado en la capital italiana una estatua del monseñor salvadoreño.

La escultura en bronce del santo salvadoreño fue realizada por el reconocido artista salvadoreño Guillermo Perdomo.