AFP . 25 noviembre

Washington. Aparecen de improviso, asaltan una tienda en pocos minutos y escapan en autos: las marcas de lujo están indefensas ante una ola de robos relámpago, en vísperas de las celebraciones de fin de año, en Estados Unidos. En el más impactante de los robos recientes, 80 enmascarados en 25 carros asaltaron el sábado una tienda por departamento de alta gama Nordstrom, en Walnut Creek, al este de San Francisco, California, llevándose mercancía de lujo del primer piso y escapando en pocos minutos.

El robo ocurrió un día después de que 40 personas saquearon, en segundos, una tienda Louis Vuitton, en el Union Square de San Francisco. Los asaltantes huyeron en autos. Además, cerca de Chicago, igualmente golpeada por una serie de robos similares, una banda de 14 delincuentes invadió otra tienda Louis Vuitton en el suburbio de Oak Brook, llevándose más de $100.000 en carteras y ropa de lujo. Fue el tercer ataque a una tienda Vuitton en el área de Chicago en un mes.

Los minoristas de todo el país están tomando nota y precauciones contra posibles golpes de imitación, ya que el tamaño de las bandas de ladrones y su capacidad de planificación hace muy difícil su detención. “El nivel de robos organizados a tiendas que estamos presenciando es simplemente inaceptable”, dijo el gobernador de California, Gavin Newsom, este martes. “Las tiendas y los compradores deberían sentirse seguros mientras hacen sus compras navideñas”, destacó.

Los robos llegan en un momento clave del calendario de compras en Estados Unidos, pues el jueves se celebra el Día de Acción de Gracias y, un día después, el “Viernes Negro”, lo que marca el tradicional inicio de la frenética temporada de compras navideñas. Newson ordenó una fuerza de apoyo especial dentro de la Patrulla de Carreteras de California para trabajar con la policía local y atender así la problemática.

Pese a ello, el número de robos relámpago se multiplicó, con una banda de una cuarentena de ladrones que desvalijó una joyería en Hayward, cerca de San Francisco. En Oakland, una tienda de ropa casual también fue barrida, un video de seguridad muestra a más de 30 enmascarados ingresando a una pequeña tienda, tomando zapatos, ropa, y huyendo en menos de un minuto.

Los robos relámpago, también llamados “robos flash”, ocurren desde hace años en Estados Unidos, pero se multiplicaron en 2021, afectando a pequeñas farmacias, cadenas de tiendas de ropa de medio nivel y tiendas de lujo de alta gama. Pero la magnitud y rapidez del ataque a Nordstrom en Walnut Creek asombró a muchos. “Ni siquiera lo calificaría como crimen organizado, eso fue terrorismo doméstico”, indicó Rachel Michelin, presidente de la Asociación de Minoristas de California, a la televisora Fox 40 de Sacramento.

Descarado y gráfico

Jeffrey Ian Ross, criminólogo de la Universidad de Baltimore, dijo que nada indica que el total de robos a tiendas haya aumentado significativamente en Estados Unidos. No obstante, según el experto, la velocidad con que se difundieron las tomas de los robos en noticieros y redes sociales pudo haber inspirado a otros a copiarlos. “Es descarado, es gráfico”, aseguró.

Ross indicó que la policía, ya cargada con el aumento de casos de asesinatos y demás crímenes violentos, “simplemente no puede llevar el ritmo” del volumen de bienes robados y personas que los revenden. Hasta ahora, se confirmó el arresto de tres de las 80 personas que participaron en el robo de Walnut Creek. El martes, la fiscal de distrito de San Francisco, Chesa Boudin, anunció cargos de delito grave contra nueve individuos implicados en robos de comercios, incluida la tienda Louis Vuitton de Union Square.

Michelin, sin embargo, dijo que California podría necesitar leyes más estrictas contra este tipo de delito, donde las redes sociales parecen ser usadas para coordinar a los delincuentes. “Vamos a tener conversaciones incómodas y echarle una mirada a algunas de las leyes que obviamente no están funcionando”, comentó a Fox 40.

Asaltos ocurren en el tradicional inicio de la frenética temporada de compras navideñas. En Estados Unidos, este jueves se celebra el Día de Acción de Gracias y, un día después, el “Viernes Negro”.
Asaltos ocurren en el tradicional inicio de la frenética temporada de compras navideñas. En Estados Unidos, este jueves se celebra el Día de Acción de Gracias y, un día después, el “Viernes Negro”.