AFP. Hace 3 días
Manifestantes invadieron un supermercado de la cadena Carrefour, en la ciudad de Sao Paulo, el 20 de noviembre del 2020, para protestar contra la muerte de un hombre negro a manos de guardas blancos. AFP
Manifestantes invadieron un supermercado de la cadena Carrefour, en la ciudad de Sao Paulo, el 20 de noviembre del 2020, para protestar contra la muerte de un hombre negro a manos de guardas blancos. AFP

Brasilia. Varias manifestaciones contra el racismo se desarrollaron este domingo frente a establecimientos del grupo Carrefour en Brasil para protestar por el fallecimiento del hombre negro golpeado hasta la muerte por guardias de seguridad blancos en un supermercado de la cadena en la ciudad sureña Porto Alegre.

En Río de Janeiro, un centenar de manifestantes se dio cita en un centro comercial donde se encuentra uno de los supermercados del grupo francés, constataron periodistas de la AFP.

Otras protestas reunieron a varias decenas de personas que reclamaban un boicot a Carrefour en varios puntos del país, como Salvador de Bahía (noreste) y Santos (sureste). Distintas concentraciones de este tipo ya se habían celebrado el viernes y el sábado.

Los manifestantes de Río portaban pancartas en las que se podía leer “Carrefour asesino” o “Las vidas negras importan”, lema del movimiento Black Lives Matter, impulsor de las masivas protestas en Estados Unidos surgidas tras la muerte de George Floyd, un ciudadano afroestadounidense que falleció asfixiado por un oficial de policía blanco.

En Brasil, Joao Alberto Silveira Freitas, de 40 años, fue golpeado hasta la muerte el jueves por la noche por dos agentes de seguridad blancos que trabajan para una empresa que presta servicios al supermercado Carrefour en Porto Alegre.

Las duras imágenes que muestran a la víctima siendo acribillada a puñetazos por uno de los vigilantes en el estacionamiento, mientras el otro lo sujeta, impresionaron a Brasil, donde se celebraba el viernes el Día de la Conciencia Negra.

En una serie de tuits publicados en portugués, el director general de Carrefour, Alexandre Bompard, expresó en la tarde del viernes sus condolencias tras este “acto horrible” y señaló que las imágenes eran “insoportables”.

Pidió igualmente "una revisión completa de las acciones de formación de los empleados y tercerizados en materia de seguridad, de respeto de la diversidad y de valores de respeto y de rechazo de la intolerancia".

“Ya no aceptamos más pedidos de disculpas, nos han prometido medidas, pero hasta ahora no vimos nada”, denunció Djefferson Amadeus, coordinador del Instituto de Defensa del Pueblo Negro, que se manifestaba el domingo en Río.

"No nos vamos a callar mientras continúan matando a nuestro pueblo, esto demuestra que el racismo está todavía muy presente en Brasil, no solamente en el supermercado, sino también en las favelas", agregó Thais dos Santos, una manifestante de 23 años.

El sábado, el presidente Jair Bolsonaro criticó los movimientos antirracistas, a quienes acusó durante su discurso en la cumbre virtual del G20 de tratar de importar a Brasil “tensiones que no forman parte de su historia”.