AFP. Hace 3 días
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, participó el domingo en la cumbre virtual del G20. AFP
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, participó el domingo en la cumbre virtual del G20. AFP

Madrid. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, aseguró este domingo que las medidas adoptadas para hacer frente a la segunda ola de covid-19 “están surtiendo efecto” y detalló la estrategia de vacunación en los primeros meses de 2021.

El número de casos de covid-19 disminuyó a menos de 400 por 100.000 habitantes en las últimas dos semanas, mientras que a principios de noviembre se situaba en 530 positivos por 100.000 habitantes.

“La estrategia está funcionando”, presumió el dirigente socialista, refiriéndose a las medidas adoptadas por el gobierno de coalición de los socialistas y Unidas Podemos (izquierda radical), como el restablecimiento del estado de alarma.

Tras haber aplicado en primavera uno de los confinamientos más estrictos en Europa, el Ejecutivo español no volvió a confinar todo el país y dejó en manos de los gobiernos autonómicos la adopción de restricciones, como toques de queda nocturnos o cuarentenas perimetrales.

Sánchez también detalló su plan de vacunación, tras haber anunciado el viernes que una parte “muy sustancial” de la población ya habrá sido vacunada a mediados del 2021.

“La capacidad que tiene el sistema de salud para poder vacunar en un corto espacio de tiempo es francamente sobresaliente y nos otorga confianza que podamos cubrir este objetivo ambicioso”, aseguró en una rueda de prensa virtual desde el palacio de la Moncloa en Madrid.

Esta estrategia, según Sánchez, empezará en enero en 13.000 puntos de vacunación en el conjunto del país.

El jefe del Ejecutivo recordó que estos mismos puntos permitieron recientemente vacunar de la gripe estacional a 14 millones de personas, mientras que en el 2019 la recibieron 10 millones de españoles.

El Gobierno prevé aprobar el martes esta estrategia de vacunación, impulsada desde setiembre, en el consejo de ministros.

Más de 42.600 personas murieron y 1,5 millones se contagiaron con el coronavirus en España, el cuarto país europeo con un mayor número total de muertos por detrás de Reino Unido, Italia y Francia.