AFP. 2 junio
Familiares de pacientes esperaban el lunes 1.° de junio del 2020para ingresar al Hospital Alemán-Nicaragüense, en Managua, donde atienden a gente infectada de covid-19.
Familiares de pacientes esperaban el lunes 1.° de junio del 2020para ingresar al Hospital Alemán-Nicaragüense, en Managua, donde atienden a gente infectada de covid-19.

Miami y Managua. La Organización Panamericana de la Salud (OPS) dijo el martes que la trasmisión de covid-19 en Nicaragua “está muy difícil de controlar”, y respaldó el llamado de gremios médicos del país a adoptar urgentemente una cuarentena para frenar los contagios.

"La situación en Nicaragua es muy preocupante", dijo el director de Emergencias Sanitarias de la OPS, Ciro Ugarte, durante la videoconferencia informativa semanal de la OPS, la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Poco tiempo después, el gobierno de Daniel Ortega reveló otro balance de la situación, que elevó a 1.118 el total de casos y a 46 el de fallecidos, muy por debajo de los conteos independientes.

“El incremento del numero de casos y de fallecimientos reportados por fuentes oficiales y no oficiales demuestran que la transmisión comunitaria está en una situación muy difícil de controlar”, agregó Ugarte.

Ugarte instó a las autoridades a aplicar “de inmediato” las medidas de distanciamiento social recomendadas “para salvar vidas”, y recalcó que la OPS ha venido urgiendo a Nicaragua a hacerlo desde hace varias semanas.

“Llamamos otra vez a las entidades públicas y privadas para que implementen de inmediato esas medidas”, expresó.

El funcionario manifestó que la OPS apoya el pedido de una treintena de asociaciones médicas en Nicaragua, que el lunes instaron a la población a “iniciar con urgencia una cuarentena de forma voluntaria que ayude a reducir el impacto” de la covid-19.

Coronavirus en Nicaragua: OPS acusa al gobierno de Daniel Ortega de incumplir reporte de muertos

“Coincidimos con esa medida”, indicó.

Además, insistió en que las autoridades deben informar manera "totalmente transparente" el número de casos y fallecimientos en el país.

“Esa es la única manera de poder controlar la pandemia de covid-19 en Nicaragua”, destacó, al tiempo que solicitó protección para el personal médico.

Ajuste de cifras oficiales

En Managua, el Ministerio de Salud dio a conocer este martes un informe sobre la pandemia, según el cual en la semana del 26 de mayo al 2 de junio se registraron 359 nuevos casos y 11 muertos.

Durante esos mismos días, agregó, se reportaron paralelamente otros fallecimientos atribuidos a tromboembolismo pulmonar, diabetes, infarto agudo de miocardio, crisis hipertensivas y neumonías bacterianas.

Expertos independientes sospechan que muchas de esos otros decesos están relacionadas con el virus.

Las cifras oficiales, empero, están por debajo del conteo independiente del Observatorio Ciudadano, que hasta el 27 de mayo contabilizó 3.725 casos y 715 fallecidos por el nuevo coronavirus, principalmente en Managua, Masaya (sur) Matagalpa (norte) y Chinandega (noroeste).

El Observatorio ha servido como fuente alternativa ante el vacío informativo del gobierno de Daniel Ortega, y está conformado por médicos y redes comunitarias que recopilan información de casos sospechosos de coronavirus.

El informe de esa ONG documentó además “28 muertes sospechosas de covid-19 entre personal de salud”.

A la organización no la reconoce el gobierno, que se ha negado a decretar cuarentena, suspender clases y cerrar la fronteras. Por el contrario, ha promovido hasta hace pocos días concentraciones en eventos deportivos o procesiones.

La administración ha dicho que la pandemia “está bajo control”, y ha rechazado establecer medidas restrictivas “extremas”, como cerrar negocios o paralizar el transporte público, por considerar que debilitarían la economía.