AFP y AP. 30 junio
Trabajadores enterraron el cuerpo de Juliana Ramos en un cementerio en las afueras de Lima, el 17 de junio del 2020.
Trabajadores enterraron el cuerpo de Juliana Ramos en un cementerio en las afueras de Lima, el 17 de junio del 2020.

Miami. Latinoamérica y el Caribe registrarán más de 400.000 muertes por covid-19 para el 1.° de octubre “si persisten las condiciones actuales”, advirtió el martes la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que reportó también un freno “por completo” de la trasmisión en algunas islas caribeñas.

"Se espera que América Latina y el Caribe tengan más de 438.000 muertes de covid-19" en los próximos tres meses, dijo en rueda de prensa Carissa Etienne, directora de la OPS, oficina regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“La batalla es dura, pero está lejos de haberse perdido”, aseguró. “Aún hay mucho por hacer. Sé que la región tiene la voluntad, la solidaridad y las herramientas para bajar la curva, y para mantenerla baja”.

Hasta ahora se han registrado 5,1 millones de casos de covid-19 en toda América y 247.000 muertes, de acuerdo con la OPS.

En Latinoamérica hay unos 2,5 millones de infectados y 114.000 muertos, que ascenderían a 438.000 en octubre, de acuerdo con esas proyecciones.

Según el modelo del Instituto para la Métrica y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (IHME por sus siglas en inglés), el centro estadounidense que asesora a la OPS, en el total del continente americano las muertes casi se triplicarán para el 1.° de octubre, superando los 627.000 decesos.

Esta proyección incluye a Estados Unidos, el país más afectado del mundo, y en el que el IHME prevé más de 175.000 muertos en los próximos tres meses.

Etienne dijo que el pico de contagios en Latinoamérica se producirá en diferentes momentos. Chile y Colombia alcanzarán su punto máximo en los próximos 15 días, en tanto en Argentina, Bolivia, Brasil y Perú el pico se producirá en algún momento en agosto. En Centroamérica y México, será a mediados de agosto, aunque en Costa Rica se espera para octubre.

Cálculos pueden cambiar

“Es importante enfatizar que estas proyecciones se cumplirán solo si persisten las condiciones actuales. Los países pueden cambiar estas predicciones si toman las decisiones correctas e implementan estrictas medidas probadas de salud pública”, puntualizó.

Etienne señaló que los gobiernos deben responder a la pandemia basados en datos de vigilancia epidemiológica “cada vez más detallados”, y pidió “flexibilidad” para minimizar el impacto del virus, sobre todo en comunidades muy dependientes de la economía informal.

También alertó sobre “otros retos” para la región, como la llegada de la gripe estacional en el Cono Sur, que puede complicar a los servicios de salud.

El continente americano es la región del mundo que concentra actualmente la mayor cantidad de contagios y muertes del nuevo coronavirus, declarado pandemia por la OMS a mediados de marzo. Pero Etienne destacó que los números totales "solo cuentan parte de la historia".

“Varios países y territorios del Caribe pudieron frenar la transmisión por completo y no han informado de nuevos casos durante varias semanas, pero deben permanecer atentos durante los próximos meses”, manifestó.

Empleados de una funeraria cargaron el féretro de un sospechoso de haber muerto por covid-19 en Ciudad de Guatemala, el lunes 29 de junio del 2020.
Empleados de una funeraria cargaron el féretro de un sospechoso de haber muerto por covid-19 en Ciudad de Guatemala, el lunes 29 de junio del 2020.

Según datos proporcionados a la AFP por la OPS, estas son las islas caribeñas que llevan más de 14 días sin notificar casos: San Bartolomé, Anguila, San Pedro y Miquelón, Montserrat, San Cristóbal y Nieves, Aruba, Sint Maarten, Islas Vírgenes Británicas, Bonaire, San Eustaquio y Saba, Granada y Santa Lucía.

La OPS, que en los últimos dos meses ha donado casi cinco millones de tests de coronavirus a todos los países de la región, considera que los países deben incrementar aún más el acceso a las pruebas que detectan el virus y reforzar las medidas aunque decidan abrir sus economías.

“No podemos abandonar lo que funciona por fatiga o por cuestiones políticas”, expresó Etienne. “Tenemos que dejar que la información, y no las pasiones, guíen las acciones”, expresó.

A nivel global, más de 10,3 millones de personas se han enfermado y más de 507.000 han muerto de coronavirus según el Centro de Ciencias e Ingeniería de Sistemas de la Universidad Johns Hopkins, que basa sus datos en los informes de los gobiernos y las autoridades de salud de cada país.