AP y AFP. 4 junio
Un paciente recibió una dosis como parte de estudio clínico para elaborar una eventual vacuna contra la covid-19, que realiza el Instituto de Investigación en Salud de Washington, en Seattle.
Un paciente recibió una dosis como parte de estudio clínico para elaborar una eventual vacuna contra la covid-19, que realiza el Instituto de Investigación en Salud de Washington, en Seattle.

Londres. Para acabar con la pandemia del coronavirus se necesita una “vacuna del pueblo”, declaró este jueves el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, y que esté al alcance de todos de manera gratuita, porque es un “imperativo moral”.

Gobiernos y organismos como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) se reunieron en Londres para recaudar recursos para la vacunación general de 300 millones de niños, uno de los sectores que pueden salir más perjudicados por la pandemia, por el cierre de las escuelas o por la falta de cuidados sanitarios elementales.

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU) aprovechó la ocasión para reivindicar que “una vacuna contra la covid-19 debe ser vista como un bien público mundial, una vacuna del pueblo”.

Una auténtica carrera por lograr el remedio contra la covid-19 se ha desatado entre las principales potencias mundiales, laboratorios y multinacionales.

ONU pide una 'vacuna del pueblo' contra coronavirus

El evento recaudó $8.800 millones para la alianza de vacunas GAVI, la cual dijo que los fondos serán utilizados para inmunizar a unos 300 millones de niños en decenas de países contra enfermedades como malaria, neumonía y el virus del papiloma humano.

GAVI también anunció un nuevo mecanismo para permitir a los países en vías de desarrollo obtener cualquier vacuna efectiva contra la covid-19 cuando esté disponible.

Espera recaudar $2.000 millones más para esa tarea, para proteger a los trabajadores de salud, así como a individuos de alto riesgo, y crear una reserva de dosis para que se utilice donde más se necesite.

Gran demanda

Sin embargo, los expertos señalaron que la pandemia, por la cual posiblemente todos los países clamarán por vacunas, puede hacer que los esfuerzos para una distribución equitativa sean extremadamente desordenados.

La lucha mundial por mascarillas y respiradores que estalló en las primeras etapas del brote no son señales alentadoras de que habrá mucha cooperación global si y cuando haya una vacuna contra el coronavirus.

“Los países acaudalados muy probablemente tratarán de abrirse camino al frente de la fila, dejando a los países pobres al final, y ese es un problema”, dijo Jimmy Whitworth, profesor de Salud Pública Internacional en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

“No puedo imaginar que algún país diga: ‘La necesidad de África es mayor a la nuestra, así que pueden obtener la vacuna primero y nosotros seguiremos siendo vulnerables’”, comentó.

Vacuna contra covid-19: ¿Cuándo estará? ¿Cómo se distribuirá?

En la reunión de Londres, esos actores se comprometieron a reservar $567 millones para comprar y distribuir esa posible vacuna, si llega algún día, principalmente para los países en vías de desarrollo.

"Cuando tengamos una vacuna, queremos desarrollar la inmunidad colectiva" y para ello hay que asegurarse de que se administra a "más del 80% de la población" mundial, explicó a la BBC el magnate y filántropo estadounidense Bill Gates.

A la espera del ansiado remedio, los debates continúan sobre medicamentos que ya están en el mercado, como la hidroxicloroquina, utilizada desde hace décadas para otros fines y que algunos médicos prescriben para paliar los efectos de la covid-19.

La hidroxicloroquina fue descalificada en un gran estudio mundial con datos de decenas de miles de pacientes. Sin embargo, tres de los cuatro autores del informe se retractaron este jueves en la revista The Lancet, que publicó el informe, porque reconocieron que no habían tenido acceso a los datos primarios.